El gobierno de los lamentos: La Columna

JOSÉ CRUZ DELGADO

Todo indica que el presidente Andrés Manuel López Obrador se pasará los seis años de su gobierno criticando y lamentándose por lo que le dejaron las pasadas administraciones, pues todos los días en sus aburridas “mañaneras” se la pasa quejándose de todo lo que hicieron sus antecesores, como si él y su gabinete inepto estuvieran haciendo las cosas bien.

Parece que ha olvidado que es el presidente y que debe dejar atrás lo que otros hicieron, que ahora es su deber dar soluciones a los problemas, pero todo indica que su gobierno de lamentos será una constante, al menos hasta el 2021 porque de esa manera creará más odio entre los mexicanos y su partido MORENA ganará más, electoralmente hablando, al menos eso es lo que ha de estar pensando.

¿Acaso quiere justificar su incapacidad para gobernar culpando a otros?

Todo indica que sí.

Pues bien, en su ambición por mantener el poder a costa de lo que sea, está creando resentimiento, odio y entre los mexicanos hacia otros partidos políticos, porque no quiere competencia, y si de él estuviera desaparecía a todos los partidos porque le estorban y de esa manera crear un gobierno absolutista y totalitario y hasta desaparecer a los opositores.

Mire usted hasta donde llega la incapacidad de algunos funcionarios que son “gente buena y bien intencionada”, hace días, el que funge como director del IMSS, Zoé Robledo, cínicamente pidió donaciones a los derechohabientes para la institución y hasta se atrevió a subir un video a su cuenta de Twitter en donde pidió el apoyo para semejante barbaridad dizque para adquirir sillas y camas para los hospitales para hacer más placentera la estancia de los familiares que cuidan a sus pacientes.

¡Y las cuotas patronales y de los derechohabientes?

Lógicamente que hubo reacciones de molestia en redes sociales, cuyos usuarios de inmediato comenzaron a criticar tal barbaridad.

EL COLMO DE LA SECRETARÍA DE SEGURIDAD ¡PÚBLICA DE MICHOACÁN!…

Un medio local publicó que a partir de la semana entrante se van a realizar operativos de apercibimiento a las unidades que no hayan realizado la verificación y que sean ostensiblemente contaminantes. Por parte de Tránsito del estado.

¿También apercibirán a las unidades chatarra del transporte público de Michoacán?

Y es que la llamada Procuraduría Ambiental como no tiene esas facultades para detener los vehículos que no traigan holograma de verificación, pues será Tránsito estatal quien hará la chamba para recaudar más dinero porque pedirán a los conductores la licencia y tarjeta de circulación y en caso de no tener en orden la documentación se aplicarán las multas correspondientes.

Los concesionarios del transporte público se ampararon para no hacer la verificación, lo que indica que también los particulares podrán acudir al amparo.

Y es que la SSP tal parece que se convertido en recaudadora de impuestos y quiere cobrar de todo con tal de sacar dinero. Es verdad que se debe cuidar el medio ambiente, pero no es multando a diestra y siniestra como se va a lograr.

MENOS DISCURSOS Y MÁS ACCIONES DE PARTE DEL GOBIERNO…

Tiene mucha razón la diputada perredista Araceli Saucedo Reyes, al exige que haya menos discursos porque lo que Michoacán requiere del Gobierno de la República son hechos concretos para cristalizar de manera inmediata la federalización de la nómina educativa.

Y es que Silvano anda muy entusiasmado por lo que platicó con el Emperador Andrés Manuel López Obrador, sobre todo con eso de la federalización de la nómina, pero no debe cantar victoria hasta que sea firmado el acuerdo.

Más que la buena voluntad manifestada en palabras por el presidente para concretar lo que es una urgencia para Michoacán, es necesario que existan acciones y pasos concretos para despresurizar la situación de agobio sobre las finanzas del estado.

La verdad que tiene mucha razón al decir que han pasado más de tres meses desde que el titular del Ejecutivo Federal manifestó que se daría la federalización de la nómina, sin que exista claridad para cuándo, lo que implica una bomba de tiempo para Michoacán debido a que el recurso para pagar a los trabajadores del sector educativo ya se terminó y no se ve para cuándo la federación va a asumir este tema, lo que resta seriedad, certeza y credibilidad a las palabras que aquí vienen y se dicen, porque en los hechos aún no hay nada.

Ojalá que el proceso de la federalización de la nómina se lleve a cabo para el próximo jueves cuando Silvano se reúna con el titular de Educación Esteban Moctezuma Barragán, pues si no hay visos de una solución pronta el mandatario debe ir pensando en otra solución porque creerle a López Obrador es creen en los Reyes Magos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *