En la nueva normalidad, las telecomunicaciones en la nube son la clave para el éxito

La comunicación es una necesidad que caracteriza a toda empresa cuya importancia ha cobrado mayor relevancia en las últimas décadas, siendo esta nueva normalidad el momento clave para reforzarla

Existen diversos factores que hacen la diferencia entre una empresa eficiente de una deficiente, algunos muy evidentes como la reducción de costos de producción o el aumento de ventas y algunos menos visibles, pero de gran importancia como lo es la comunicación tanto dentro como fuera de la corporación, especialmente en esta nueva normalidad que ha surgido a partir de la reciente pandemia.

Es precisamente el factor comunicativo que frecuente es dado por sentado en la mayor parte de las compañías, sin embargo, un buen control de este supone sin duda el éxito para los colaboradores al igual que para los grupos de interés de dichas empresas.

La inversión en redes de comunicación usualmente es considerada como un sinónimo de grandes gastos que pueden ser evitados a través del uso de redes convencionales o más públicas, como las líneas de teléfono comunes o bien, medios más recientes como WhatsApp o Twitter, que si bien es importante incluirlos dentro de las estrategias de comunicación, no deben ser utilizados como sus principales canales.

Usualmente la solución es la instalación de un sistema de interconexión que permite contar con una red privada para la empresa y aunque en épocas pasadas se necesitaba de un capital financiero muy elevado, pero con el reciente avance tecnológico hoy en día podemos optar por las troncales SIP, que cuentan con un protocolo de acceso utilizando la dirección IP, por lo que es más accesible y menos costosa que las versiones digitales o análogas.

La troncal SIP se complementa con el conmutador en la nube, que como el nombre lo indica, se basa en esta red para archivar el sistema y toda la información relacionada, por lo que no es necesario instalar dispositivos especiales dentro de la empresa que usualmente ocuparían espacio y una mayor cantidad de dinero.

El uso de comunicaciones unificadas en la nube supone grandes ventajas. Además del ahorro de recursos financieros en la instalación, la eficiencia en la comunicación es mucho mayor, dado que la conectividad no se ve afectada por condiciones climáticas, contrario a lo que sucede con los conmutadores digitales; y en caso de falla de un servidor, otro entra en función de manera inmediata por lo que es prácticamente imposible quedarse incomunicado utilizando este tipo de red.

Las condiciones laborales que la pandemia por Covid-19 ha traído consigo han denotado la necesidad de una actualización en la forma de comunicarse y trabajar y si de buenas alternativas se trata, estas nuevas tecnologías de red e interconexión son una buena opción a tomar en cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *