Enfrentamiento tras el juego San Luis-Necaxa deja al menos 16 heridos

El partido entre el Atlético San Luis y el Necaxa terminó de manera desastrosa: con una riña entre barras de ambos equipos en las afueras del estadio Alfonso Lastras Martínez, con al menos 16 heridos, una decena de detenidos y la denuncia de que elementos policiacos disparando sus armas al aire buscando dispersar a la multitud.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informaron que se registró un enfrentamiento entre las porras de los equipos de futbol Atlético San Luis y Necaxa, el cual se suscitó en el exterior del estadio Alfonso Lastras, lo que dejó un saldo de tres heridos, dos por armas de fuego y uno por múltiples golpes, así como 11 personas detenidas.

A media noche, vía Twitter, la PGJE reportó que dos heridos de bala estaban internados en el Hospital Central, además de otra persona golpeada.

De acuerdo con testimonios, la violencia se desató al término del partido, que ganó la visita por un gol a cero, cuando aficionados del San Luis persiguieron a los camiones de aficionados necaxistas que salían del encuentro, atacándolos a pedradas, lo que devino en riña, en la que simpatizantes de ambos equipos resultaron lesionados.

Cuando una parte de la porra visitante aún no salía del estadio, se escucharon varias detonaciones, por lo que autoridades del estadio optaron por cerrar las salidas, por lo que la afición que aún permanecía en el Lastras Ramírez invadió la cancha buscando protección.

Las detonaciones, según testigos y algunos elementos de la Policía Municipal, las realizaron agentes estatales, que dispararon sus armas al aire buscando dispersar a los rijosos.

También se registraron peleas entre aficionados y elementos estatales debido a que los primeros acusaban de violencia excesiva a los agentes policiacos.

No es el primer incidente violento en el Lastras. El 14 de enero de 2014, en un encuentro de la Copa MX entre el equipo potosino y Tigres de la UANL, una bronca en las gradas obligó a la afición visitante a invadir la cancha para huir de los ataques.

Mediante un comunicado de prensa, el Club Necaxa lamentó los hechos suscitados y manifestó su rechazo ante la violencia en cualquiera de sus formas.

“Enviamos un mensaje de solidaridad a nuestra afición y a las familias que acudieron al partido, deseando que quienes fueron agredidos se recuperen pronto”, dijo la directiva del los hidrorayos.

Asimismo exigió para que las autoridades correspondientes investiguen e identifiquen a quienes resulten responsables de estos hechos, “al mismo tiempo que hacemos un llamado a disfrutar la PASIÓN por el FUTBOL SIN VIOLENCIA”.

Por: Sin Embargo/Pulso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *