¿Es el fin de la 4T?: La Columna

JOSÉ CRUZ DELGADO

Poco a poco se va terminando el reinado de Andrés Manuel López Obrador, y claro, la culpa de su baja en popularidad se la echa a los conservadores y neoliberales que según él, se oponen a que se acabe con la corrupción.

Tan mal está su gobierno que hasta en su propia tierra Macuspana, Tabasco lo abuchearon por incumplir su palabra. Prácticamente inició su gobierno pero ¿acaso acerca tan pronto el fin de la era obradorista?

Ya está comprobado que llama conservadores, neoliberales y derechistas a quienes difieren con sus ideas, que no están de acuerdo con su manera de gobernar y si le reclaman sale a flote su irascibilidad, manotea y patalea como niño caprichoso cuando le dan la contra.

¿Será por eso que nadie de su gabinete se atreve a contradecirle y le aplauden todas sus ocurrencias?

En entregas anteriores comentamos que tarde que temprano se le iba acabar esa embriaguez de poder, que poco a poco los mexicanos se iban a dar cuenta del engaño, de que las promesas hechas en campaña no las iba a cumplir y que iba a llegar la decepción.

Lo que lleva gobernando se la ha pasado criticando a otros, bueno, hasta de sus fracasos como presidente en lugar de buscar soluciones para solucionar los problemas del país.

Las malas políticas, tanto en salud, economía, campo y seguridad, entre otros, lo han llevado al fracaso de su gobierno, a bajar su popularidad, pero él tiene otros datos y dice que todo está bien, como si los mexicanos su supieran la realidad en la que viven.

Bueno, pues el diario Reforma publicó que la aprobación de Andrés Manuel López Obrador como presidente de México cayó 19 puntos en un año al pasar de un 78% en marzo de 2019 a un 59%. La misma información indica que en menos de tres meses, es decir, de diciembre de 2019 a marzo de 2020, la popularidad del mandatario federal cayó 9 puntos, pues pasó del 68% de aprobación en diciembre de 2019 al 59% en este mes de marzo.

La misma medición refleja que la desaprobación del presidente también ha ido en aumento, pues en un año se incrementó 17 puntos, pues en marzo 2019 registró un 18%, mientras que en este mismo mes pero de 2020, un 35% de los ciudadanos no respaldó su trabajo.

En la encuesta –aplicada a 1,200 personas– se cuestionó sobre cuál era la evaluación que daban a los resultados del presidente, a lo que el 50% consideró que el combate a la corrupción es uno de sus mayores logros.

En contraparte, las tareas de reducir la violencia y combatir el crimen organizado son los principales pendientes del gobierno, así lo consideraron un 29% y 30%, respectivamente.

Los entrevistados apuntaron también que el presidente está atendiendo bien los temas de la educación (46%), el combate a la pobreza (39%) y el cuidado del medio ambiente (38%), principalmente.

La verdad es que la violencia mantiene ensangrentado al país, algo jamás visto ni en la era de Calderón, pero su gabinete de seguridad y él mismo dice que se está avanzando en ese rubro pero ambos mienten, pues la inseguridad cada días es peor.

Mire usted, el 9 de marzo es la protesta nacional de mujeres contra la violencia, y el señor presidente intentó crear una cortina de humo con lo de la rifa del avión para minimizar dicha movilización, pero le haga como le haga no logrará frenarla.

El CDE del Partido Revolucionario Institucional de Michoacán exige que se homologue el tipo penal del feminicidio, ya que no se puede condenar a las mujeres al abandono, ni que carezcan de los beneficios que fueron diseñados para ellas.

La secretaria general del tricolor, Rosa María Molina Rojas, en presencia de presidente Víctor Silva Tejeda, del delegado, Enrique Martini Castillo y de Roberto Carlos López García, líder priista en Morelia, señala que de manera histórica, los legisladores del PRI en la Cámara Baja, han presentado diversas iniciativas a favor de las mujeres.

Por ejemplo, dijo, la fracción presentó una reforma a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, donde se solicitó que se establezca el tipo penal del feminicidio dentro del Código Penal Federal, así como se amplié la pena de 40 a 60 años de prisión y de 500 a mil días de multa, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *