Estoy en shock, vi a mi amigo ahogarse: Pescador que naufragó 11 días en Chiapas

VÍA: RODOLFO HERNÁNDEZ GONZÁLEZ

Puerto Chiapas.- Tras permanecer durante varios días a la deriva en altamar, donde fue rescatado por un buque que se dirigía a Japón, el pescador Ramiro se reunió la tarde de martes con su familia.

Él es originario del municipio de Pijijiapan, pero por su trabajo como pescador, vive en Tonalá, Chiapas, de donde junto con otro compañero salió el día 24 de diciembre, horas antes de la Navidad 2020.

Debieron regresar el día 26 de diciembre, pero no salieron a tierra firme, situación que preocupó a sus familiares que inicialmente solicitaron la intervención del dueño de la lancha que a su vez hizo el reporte a las autoridades correspondientes que montaron un operativo para tratar de localizarlos, empleando una unidad de superficie, un avión de exploración y un helicóptero de búsqueda y rescate.

Doña Manuela Velázquez, mamá del pescador, dijo que es la primera vez que le sucede esto a su hijo que vive con su esposa y su pequeño hijo en la comunidad Boca del Cielo, municipio de Tonalá.

Dijo sentirse bastante emocionada por el regreso con vida de su hijo, tras varios días de angustia, en los que pidió a Dios que lo trajera sano y salvo.

«Dios le está dando una nueva oportunidad para reunirse con su familia», precisó la feliz madre al tiempo de afirmar que llegaron a recibirlo dos de sus hermanos y su esposa.

RAMIRO DIO GRACIAS A DIOS POR ESTA NUEVA OPORTUNIDAD

En sus primeras palabras a los medios de comunicación, el pescador Ramiro agradeció a Dios, a los del buque de bandera por haberlo rescatado y a la Armada de México que lo trajo a tierra.

Dijo sentirse bastante agotado. «Mi mente está en otro lado, estoy en shock, porque mi compañero se murió, lo vi ahogarse.”

La lancha fue volteada por el fuerte norte y él se mantuvo aferrado a una hielera durante nueve días, lugar donde se mantuvo a la deriva hasta ser hallado por el buque.

Comió pato, pescado crudo y jaiba, bebió sangre de pato para saciar la sed e indicó que a pesar de su desesperación y de pensar que se iba a morir, no perdió la fe en Dios, «volví a nacer”.

Aún no sabe si podrá reincorporarse a la pesca, en la que ya tiene varios años. Perdió 13 kilogramos de peso.

RESCATADO POR UN BUQUE

El pescador fue rescatado el 3 de enero por el buque “TAI HONESTY” que se dirigía de Panamá a Japón a 380 millas náuticas de la costa y entregado al

buque ARM Chiapas (PO-165) de la Décimo cuarta Zona Naval de Puerto Chiapas, de la Secretaría de Marina-Armada de México, tras estar desaparecido desde el 24 de diciembre de 2020.

Ramiro y su compañero salieron a pescar en una embarcación menor de nombre “Jazmín IV” el día 24 de diciembre de 2020 de Boca del Cielo y tenían como retorno el 26 del mismo mes, pero ya no regresaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *