Estudiante opositor a Maduro muere de un disparo

San Cristóbal.-  Un estudiante murió ayer al recibir un disparo en la cabeza durante una protesta contra el gobierno de Nicolás Maduro en la ciudad de San Cristóbal, cuna de las protestas estudiantiles de febrero de 2014, que luego se extendieron a unas 20 ciudades de todo el país y que dejaron entre febrero y mayo un saldo de 43 muertos.

El joven identificado como Kluiverth Roa, de 14 años, murió de un impacto de escopeta en medio de una manifestación callejera, dijo el concejal opositor José Vicente García, presidente de la comisión de derechos humanos del Consejo Municipal de San Cristóbal.

Agregó que, según el peritaje policial, el adolescente recibió en la cabeza un impacto de una munición de arma larga que tenía residuos de pólvora. “Eso quiere decir que efectivamente se le disparó con una escopeta”, agregó.

Luego que se dio a conocer la muerte del joven, las protestas se intensificaron en San Cristóbal, y algunas calles de la ciudad fueron bloqueadas con barricadas, mientras que los comercios del centro de la ciudad fueron cerrados y fue suspendido el transporte público y las actividades escolares.

En medio de las protestas fue incendiado un puesto de vigilancia que tenía la Guardia Nacional en una plaza de esa localidad.

Según las investigaciones preliminares, Roa resultó gravemente herido cuando manifestantes se enfrentaron con la policía que trataba de contener la protesta en los alrededores de la Universidad Católica del Táchira, que está próxima a la residencia del gobernador oficialista del estado Táchira, José Vielma Mora.

La Fiscalía General de Venezuela dijo en un comunicado que el oficial de la Policía Nacional Bolivariana, Javier Mora Ortiz, de 23 años, fue detenido por miembros de la policía judicial por su presunta vinculación con la muerte del joven, y que en las próximas horas será imputado.

La Fiscalía, que no detalló si el joven participaba o no en la protesta, designó a dos fiscales para que investiguen el caso.

La ministra de Relaciones Interiores, Carmen Meléndez, confirmó la detención de un policía nacional, y dijo, en una llamada telefónica a la televisora estatal, que el funcionario confesó que le disparó al estudiante con una escopeta y municiones de goma.

Meléndez pidió a los pobladores del Táchira y demás estado del país a mantener la calma.

Ya durante la mañana de ayer, unos 200 manifestantes que protestaban contra la crisis económica se habían enfrentado con la policía en inmediaciones de la Universidad de Táchira.

Según la ONG Foro Penal, los enfrentamientos dejaron 17 detenidos. Y de acuerdo con testigos, se registraron dos heridos, uno de ellos por perdigón.

También se reportaron pequeños disturbios durante manifestaciones antigubernamentales en otras ciudades del oeste, como Mérida y Maracaibo.

En Lima, Perú, dos grupos de manifestantes, a favor y en contra del presidente venezolano Nicolás Maduro, se enfrentaron el lunes afuera de la embajada de Venezuela, ante lo cual tuvo que intervenir la policía.

NIcolás Maduro asegura que jóvenes atacaron a los policías

En su programa televisivo, el presidente Nicolás Maduro condenó la muerte del estudiante, “que se suscitó en el momento en que un grupo de muchachos con capuchas estaba en actividades de protestas y de generación de violencia”.

“En ese momento, se produjo un hecho inverosímil. Pasaron unos policías por allí, se enfrascaron en una pelea, dicen los policías que fueron rodeados, golpeados y atacados con piedras, y uno de los policías accionó la escopeta de perdigones y asesinó a este muchacho”, explicó.

El mandatario, que denuncia que las protestas en su contra son parte de un “golpe de Estado continuado”, aseguró que en Venezuela hay “grupos de ultraderecha envenenando a nuestros muchachos” e instó a los jóvenes del país a no participar en manifestaciones violentas.

Esta muerte ocurre semanas después de que el gobierno autorizara a los cuerpos de seguridad el uso de “fuerza mortal” para controlar el orden público.

vía AP, AFP, EFE y DPA / Foto: Reuters

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *