EU mató por error a rehenes; Obama asume responsabilidad

Washington.- Estados Unidos mató “accidentalmente” a dos rehenes occidentales en enero pasado en una operación contra Al-Qaeda en Pakistán, un hecho que el presidente Barack Obama lamentó ayer al asumir “toda la responsabilidad” y que reabre el debate sobre el polémico programa de ataques con drones que dirige la CIA.

Serio y con rostro apesadumbrado, Obama ofreció una breve declaración en la sala de prensa de la Casa Blanca en la que lamentó “profundamente” lo ocurrido y transmitió sus condolencias a las familias de los dos fallecidos, el estadunidense Warren Weinstein y el italiano Giovanni Lo Porto, ambos rehenes de Al-Qaeda.

“Como Presidente y comandante en jefe me responsabilizo totalmente de todas nuestras operaciones antiterroristas, incluida la que involuntariamente cobró la vida de Warren y Giovanni”, afirmó Obama.

Weinstein, cautivo desde 2011, y Lo Porto, desde 2012, eran trabajadores humanitarios en Pakistán.

Según la Casa Blanca, ambos murieron “accidentalmente” en enero pasado en una operación antiterrorista de EU que estaba dirigida contra un complejo de Al-Qaeda localizado en Pakistán, en una región fronteriza con Afganistán.

“Creíamos que era un complejo de Al-Qaeda, que no había civiles presentes y que capturar a esos terroristas no era posible”, explicó Obama al indicar que ordenó desclasificar y divulgar públicamente lo ocurrido porque las familias de los dos rehenes fallecidos “merecen saber la verdad”.

Las familias de Weinstein y Lo Porto serán, además, indemnizadas, aunque la Casa Blanca no ha facilitado detalles de cuánto recibirán.

En ese operativo también falleció, según cree Estados Unidos, “al menos” un líder de Al-Qaeda, un estadunidense identificado como Ahmed Farouq, y en otro ataque, realizado asimismo en Pakistán y en enero, perdió la vida el también norteamericano Adam Gadahn, vocero del fallecido Osama bin Laden.

Roma se lamenta

Italia calificó de “error trágico y fatal de nuestros aliados” la muerte del rehén italiano en una operación estadunidense en la frontera entre Afganistán y Pakistán, pero agregó que toda la responsabilidad es de los “terroristas”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores italiano dijo en un comunicado que Lo Porto había muerto “por el trágico y fatal error de nuestros aliados estadunidenses”.

“La responsabilidad de su muerte y de la de (el rehén estadunidense) Warren Weinstein, sin embargo (…) es toda de los terroristas contra los cuales confirmamos el compromiso de Italia junto a nuestros aliados”, afirmó.

Poco antes, el jefe de gobierno, Matteo Renzi, se había limitado a expresar en un comunicado su “profundo dolor por la muerte de un italiano que dedicó su vida al servicio de los demás”, al tiempo que presentaba su pésame a los familiares de ambos rehenes.

Ataque legislativo

Ante las revelaciones sobre el resultado del ataque, varios legisladores estadunidenses pidieron públicamente medidas de control sobre el programa ofensivo utilizando aviones no tripulados.

La senadora oficialista Dianne Feinstein formuló un llamado para que se elabore “un informe anual sobre el número de muertes, tanto de combatientes como de civiles, a causa de los ataques estadunidenses”.

A su vez, el senador opositor John McCain defendió la continuidad del programa de drones, pero afirmó que el incidente que provocó la muerte de los dos rehenes deberá ser objeto de un análisis.

En tanto, el vicedirector legal de la Unión Estadunidense de Libertades Civiles, Jameel Jaffer, cuestionó la calidad de los informes de inteligencia que apoyaron el ataque.

“Las nuevas revelaciones presentan problemáticas sobre la confiabilidad de la inteligencia que el gobierno está repasando para justificar los ataques con drones”, dijo.

vía EFE y AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *