Ex presidentes y Chon Orihuela hundieron al PRI-Michoacán: La Columna

JOSÉ CRUZ DELGADO

Es muy lamentable lo que le está ocurriendo al Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional en Michoacán, pues sus finanzas se verán, o más bien ya se están viendo afectadas por la irresponsabilidad del Agustín Trujillo Íñiguez, y J. Ascensión Orihuela Bárcenas, el primero dirigente estatal del tricolor y el segundo candidato al gobierno del estado, ya que el  Consejo general del INE impuso al tricolor una cuantiosa multa por irregularidades cometidas en el gasto ordinario del año 2015, y de los demás candidatos, eso fue confirmado por  la consejera Yarisha Andrade, quien es la presidenta de la Comisión de Administración y Prerrogativas del Instituto Electoral del Estado.

La negligencia de Trujillo Íñiguez y Chon Orihuela no tuvo límites, pero también tuvo responsabilidad Eligio González Farías, quien también fungió como líder de ese partido, y según los órganos electorales, también hay responsabilidad del ex secretario de Finanzas en la nefasta y maldita dirigencia de Agustín, J. Refugio Zúñiga Flores.

Estos tres personajes tienen ahora en bancarrota al PRI de Michoacán.

Lamentablemente, la actual dirigencia estatal priista pagará los platos rotos, sobre todo los empleados, quienes debido a la falta de recursos, podrían ser despedidos, ya que los descuentos se harán a las prerrogativas económicas del 2019. Lo peor que dicha sanción ya no puede ser impugnada, pues se comenta que las multas ya tienen la firmeza procesal,

De acuerdo al fallo emitido, por el INE, el PRI incumplió con las reglas legales para recibir 191 aportaciones en efectivo por un monto global de 3.2 millones de pesos, por lo que se le impuso la sanción equivalente al 100 por ciento del monto involucrado.

Asimismo, el PRI- Michoacán rebasó el límite del financiamiento privado permitido en el 2015 por un monto de 3.9 millones de pesos, según se detectó en el informe anual de ingresos y gastos de partidos correspondientes al 2015, lo que llevó al INE a imponer una sanción económica equivalente al 150 opor ciento sobre el monto involucrado, es decir, 5.9 millones de pesos, según consignó el rotativo La Voz de Michoacán.

La multa económica del PRI deriva de dos resoluciones del INE, al fiscalizar el gasto ordinario del 2015 (por 9 millones 686 mil pesos) y las cuentas por cobrar (por un millón 065 mil pesos).

En forma directa se le descontarán al PRI, 10.7 millones de pesos de las prerrogativas asignadas para actividades ordinarias,  lo que representa el 58 por ciento de la cantidad total que cobrara el IEM por concepto de multas aplicadas a todos los partidos durante lo que resta del presente año.

Con el cobro de las multas, a través del descuento del 50 por ciento de las prerrogativas mensuales, el PRI entra de inmediato a una crisis económica severa.

Cada mes le estarán quitando al tricolor un millón 320 mil pesos, lo que impactará en las compensaciones del personal y en el gasto operativo, en rentas de comités municipales, en pago de agua, luz y gasolinas de traslado.

De mayo a noviembre, los descuentos al PRI sumarán 9.2 millones de pesos, para el mes de diciembre, el recorte será de 1.5 millones de pesos.

El PRI iba a recibir 22.6 millones de pesos de mayo a diciembre del 2019, pero deberá pagar 10.7 millones de pesos, lo que representa el 47 por ciento de las prerrogativas económicas asignadas al tricolor para ejercer en los últimos siete meses del presupuesto asignado.

Hasta el momento ni Agustín Trujillo Íñiguez, ni Chon Orihuela han dado la cara, mucho menos el ex secretario de Finanzas o Eligio González Farías., quienes son los responsables directos de las sanciones y de quebrar financieramente al Revolucionario Institucional.

Pero la cosa no para ahí, pues el diputado local plurinominal Eduardo Orihuela Estefan, vástago de Chon Orihuela, tuvo el cinismo de declarar cínicamente a un medio local lo siguiente: “Sin duda alguna, las finanzas son un tema relevante y lo que se necesita es solvencia para fortalecer a los comités municipales que requieren del apoyo, se hace un llamado para que desde el partido se solventen los trámites y ver cómo corregimos el escenario que lastima al partido y a los militantes. Se tendrá que recortar personal y disminuirán los recursos para organización de las elecciones del 2021”.

Precisamente hemos comentado que este tipo de personajes son los que han lastimado mucho el tricolor, se sirvieron de él con la cuchara grande y ahora no dan la cara, pues tanto Chon Orihuela, los ex dirigente y demás candidatos deberían pagar las multas, pero seguramente van a culpar a la actual dirigencia estatal priista porque así son de descarados y cínicos.

Y todavía Eduardo Orihuela Estefan, negó que el partido político esté en quiebra ante la situación. No cabe duda que los Orihuela son una plaga para los verdaderos priistas, por eso ya nadie los quiere.

Ahora serán los militantes del PRI quienes deberán cumplir con sus cuotas para sacar el barco a flote, porque estoy seguro que pocos cumplen con esa responsabilidad, solo lo hacen los que se registran para aspirar a un cargo de elección popular. Los funcionarios priistas también deberán cumplir con su obligación económica y no se hagan “patos”.

Lo peor para el tricolor es que, efectivamente, su operatividad se verá muy afectada pero eso no asusta a los verdaderos priistas y seguramente buscarán la manera de salir adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *