Feminicidio en México

Regreso al artículo que publiqué en estas páginas hace dos semanas, Agenda: Aborto, feminicidio. Imposible no regresar: El Estado mexicano no se ha pronunciado tras la publicación del desplegado publicado en “El País” por múltiples organizaciones mexicanas sobre la situación de las mujeres víctimas y asesinadas en nuestra nación. Intitulado, “El riesgo de ser mujer en México. Comunicado feminista frente a la situación actual”, el manifiesto retrotrae a la realidad números fríos, números reales que representan muertes y sufrimientos inimaginables.
Debido a su crudeza comparto nuevamente las cifras del desplegado: 3 mil mujeres víctimas de feminicidio entre 2012 y 2013; un millón 604 mil 976 hospitalizaciones y 771 muertes maternas por aborto entre 2000 y 2008; 31 defensoras de derechos humanos y periodistas asesinadas entre 2010 y 2014; miles de madres, esposas e hijas, y mujeres huyendo cada día de la violencia y enfrentando los impactos de la desaparición forzada.
Amoral no regresar: El Estado mexicano debe responder. El gobierno es responsable, directa o indirectamente de la situación debido a sus obligaciones en materia de derechos humanos. La inacción o la falta de protección estatal frente a la violencia contra la mujer los responsabiliza. Basta recordar su ineptitud durante la (casi) epidemia de feminicidios en Ciudad Juárez. Entre 1993 y 2003, aproximadamente 800 mujeres fueron asesinadas después de haber sido torturadas.
En la década de los setentas del siglo pasado el término femicide se popularizó en el idioma inglés. Aunque feminicidio en español es una palabra de uso frecuente, fue hasta 2014 cuando la Real Academia Española aceptó incluirlo en el diccionario a su cargo. No todos los expertos coinciden con la definición de la última edición del Diccionario de la lengua española (2014): Feminicidio: “Asesinato de una mujer por razón de su sexo”. La Real Academia erró al no incorporar la perspectiva de género.
Marcela Lagarde, antropóloga mexicana, abunda y explica el embrollo. La condición de género se refiere al conjunto de “características sociales, económicas, jurídicas, políticas y culturales que determinan relaciones de poder y de dominio de los hombres sobre las mujeres”. Y agrega, “El ‘femicidio’ se inscribe en la violencia de género contra las mujeres y las niñas, se trata de crímenes surgidos de la desigualdad y la discriminación, de las relaciones de poder de género” —femicidio: “asesinato misógino de mujeres cometido por hombres”.
La omisión de la Real Academia tiene historia. La Academia es una institución masculina. En 300 años, más de mil hombres —no cuento con el dato exacto— han sido miembros de la institución frente a ocho mujeres. Actualmente, siete son mujeres, treinta y nueve son hombres. Comparto una hipótesis: Si aceptamos que los Estados —el mexicano seguro— son corresponsables de los feminicidios y extrapolamos las cuotas masculinas de la Academia a las dirigencias de la mayoría de las naciones, el resultado es similar: El número de hombres presidentes en el mundo ha sido mucho mayor que el de mujeres.
¿Son corresponsables nuestros gobiernos de los feminicidios? “Sí”: A) En México seis mujeres son asesinadas al día. B) México ocupa la posición 23 a nivel mundial en la tasa de feminicidios. C) Entre 2011 y 2014 los feminicidios se dispararon: Nos convertimos en el quinto país con el mayor crecimiento en la tasa de asesinatos misóginos. D) Por tipificación inadecuada en México no se investiga el feminicidio. E) En el Estado de México cada 4 horas asesinan a una mujer. El número supera al de Ciudad Juárez. F) De acuerdo al periódico “The Guardian” sólo un 5% de los casos de feminicidio son resueltos con éxito por las autoridades. G) Etcétera (casi se agotó el espacio).
Concluyo. Nada ha cambiado. En 1990 Diana Russel y Jane Caputi publicaron el artículo “Femicide: Speaking the unspeakable”, donde denuncian que los asesinatos de mujeres es el culmen de un sinfín de violencias como abuso sexual verbal y físico, tortura, violación, mutilación genital, esclavitud y maternidad forzada.
Notas insomnes. Dos datos. 1. Según la ONU el 35% de las mujeres ha sufrido algún tipo de violencia física o sexual. 2. De los 25 países con tasas altas de feminicidios, 14 están en Latinoamérica o el Caribe.

Por Arnoldo Kraus
(Médico)
EL UNIVERSAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *