Formalizan senadores de EUA petición para aplazar entrada en vigor del T-MEC

GMx

Casi una veintena de senadores, demócratas y republicanos, hicieron un llamado para aplazar la entrada en vigor del nuevo Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá, conocido como T-MEC.

En la carta de petición enviada al representante comercial de la Casa Blanca, Robert Lighthizer, piden que se demore “para el 1 de junio y que trabaje con el Congreso y las partes interesadas para determinar una línea de tiempo más factible”.

Para que el T-MEC entre en vigor el primer día de junio, como lo programó la administración del presidente Donald Trump, los gobiernos de las tres naciones deben intercambiar cartas antes de este miércoles 1 de abril, en las que certifiquen que han cumplido con todas las obligaciones necesarias, incluido el desarrollo de regulaciones uniformes para las normas de origen automotrices.

Le instaron a que reconsidere la entrada en vigor propuesta, particularmente a la luz de la importante crisis de salud pública y las interrupciones de la cadena de suministro causadas por Covid-19.

“La pandemia de Covid-19 ha impactado a gobiernos, empresas, trabajadores y agricultores en todo el mundo, dejando poco, si es que hay, tiempo y recursos para prepararse para una transición sin problemas al T-MEC”, dijeron en la carta.

“Incluso en ausencia de la pandemia, una fecha límite del 1 de junio sería muy agresiva y plantea preguntas sobre si las empresas tienen la información que necesitan para ajustarse a las nuevas reglas y cumplir en esa fecha”, añadieron.

La carta fue firmada por el senador Chuck Grassley, republicano por Iowa y presidente del Comité Senatorial de Finanzas, y el senador Ron Wyden, miembro de mayor rango de ese mismo Comité, junto con sus compañeros John Cornyn, Debbie Stabenow, John Thune, Robert Menéndez, Richard Burr, Tom Carper, Rob Portman, Ben Cardin, Tim Scott, Sherrod Brown, Todd Young, Michael Bennet, Bob Casey, Mark Warner, Sheldon Whitehouse, Maggie Hassan y Catherine Cortez Masto.

(Con información de El Economista)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *