Galimatías : Cascada de oximoronas

Ernesto Gómez Pananá

Luego de tres semanas sin Galimatías, los temas se han acumulado. A la consideración de mis tres lector@s, un breve recuento de ellos:
Oximoronas 1. El presidente envió al legislativo su propuesta de reforma electoral. El ambiente sigue tenso entre el bloque mayoritario y la alianza opositora. La reforma no pasará. Es parte del juego político de ambas partes, aunque en si misma, la propuesta tiene aspectos positivos: no es propiamente que se eliminen las diputaciones plurinominales, más bien al contrario, todas se convierten en una especie de plurinominales estatales, esto es, cualquier candidato -candidata o candidate- deberá salir a buscar el voto si aspira a ocupar un escaño. Sin duda un ejercicio positivo.
Igualmente se reducen los espacios para regidores en los cabildos municipales y congresos estatales. Positivo: se habían convertido en tajadas a repartir para financiar las campañas de los alcaldes.
De entre los aspectos no necesariamente positivos destaca la propuesta para elegir a las autoridades por voto directo y la eliminación de las prerrogativas económicas para los partidos en periodos no-electorales.
Elegir al árbitro como a un jugador más es una equivocación. Su papel jamás deberá equipararse. Si los árbitros actuales no funcionan, que se cambien, pero no por elección directa. Nuestro aparato democrático es muy joven, costó sangre y vidas, y nació enmedio de profundas desconfianzas que obligaron a blindarlo con candados de alto costo. El proceso de consolidación toma tiempo y debe dejarse madurar: necesitamos árbitros profesionales. No se puede ser parte y juez ni tampoco lo contrario.
Dejar a los partidos políticos sin financiamiento ordinario los hace susceptibles -aún más- de buscar financiamientos privados, irregulares y desde luego, también ilícitos. Hay “ahorros” que terminan costando más caros.
Oximoronas 2. Quince millones de boletas contabilizadas el domingo diez de abril a favor de que el presidente López Obrador continúe en el cargo. Semanas atrás, en esta columna expresé mi opinión favorable respecto de iniciativas de democracia participativa como ésta. Hasta ahí, el ejercicio es tremendamente positivo: sean una, cien o 30 millones votando, pero votando en libertad. El riesgo es cuando actores cuestionables -o francamente indeseables- irrumpen en el proceso y lo manchan.
Digo lo anterior desde mi posición de ciudadano chiapaneco que atestiguó en los ochentas, noventas y más, atrocidades vergonzosas cometidas por el partido oficial -el de entonces-.
Un mes después, un somero análisis de la jornada permite identificar que fuimos una de las entidades de más alta participación, esto resultado de la profunda civilidad y vocación democrática de mis paisanos -oknot-, así como del apoyo desinteresado de autoridades locales que “facilitaron” la “movilización ciudadana” -para mayor referencia, las víctimas fatales en el accidente en el municipio de San Fernando-; movilización tan desinteresada como exitosa, que permitió el milagro cuasi bíblico de casillas en las que hubo -como en los ochentas- más votos que boletas, al igual que récords mundiales de hasta un votante cada treinta segundos y sin pausa durante toda la jornada. Todo sea por una cuenta pública aprobada. Flaco favor le hacemos a la democracia haciendo como que no vimos lo que fue.
Oximoronas 3. Veinticuatro mil millones de dólares es lo que pagó la persona más rica del mundo -Elon Musk- para convertirse en el dueño único de Twitter. Es también el propietario de Tesla, la mayor productora de automóviles eléctricos y de Space X, una de los proyectos aeroespaciales privados que ya están llevando civiles al espacio. Gutenberg, Leonardo, Newton, Ford, Gates, Jobs. Inventores que han cambiado el mundo: Musk podrá simpatizar o no, pero sus decisiones tienen impacto planetario. Hoy pretende hacer de Twitter una “auténtica” plataforma de libertad de expresión. Veremos.
Oximoronas 4. Al escribir esta columna, en TV Azteca “daban” -así decían mis abuelas-, Armaggedon, con Bruce Willis. Ironías de la vida, después de una exitosa carrera, Willis tiene que retirarse de la actuación, tras ser diagnosticado con Afasia, un padecimiento que deteriora sus capacidades de habla y escritura. Se retira como héroe, igual que en Armaggedon, el guion más perfectamente escrito en los últimos cuarenta años en mi personal opinión. Pieza magistral.
Oximoronas 5. El Canelo perdió ante su oponente ruso. Sin duda el mexicano ya no es el bulto de 2005 cuando debutó. Hoy es menos malo, pero sigue siendo un peleador cuyas mejores peleas son aquellas en las que pierde. Como en los toros, uno ve sus peleas por el morbo de que lo ma… ltraten.
Oximoronas 6. El portal Animal Político reportó hace dos semanas que al cierre de su sexenio, el gobierno de Manuel Velasco desvió más de mil millones de pesos a través de empresas fantasma. Mil millones de pesos originalmente destinados a programas sociales.
Hoy, el señor Velasco sigue despachando en el senado y mantiene interlocución con lo más granado de la clase política. Tragedia. Lo peor que pudo sucederle a Chiapas es justo el sexenio del cínico y corrupto partido verde. Aplaudiré de pie el día que vaya a la cárcel.
Oximoronas 7. A quienes amablemente me preguntaron por la ausencia de esta columna, gracias. Contingencias personales. Galimatías está de vuelta y para largo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *