GCDMX destina 1.8 mdp para centros de medicina altenativa

Ciudad de México. La medicina tradicional se ha convertido en una alternativa de salud física y emocional para tres de cada 10 capitalinos, tanto por su eficacia, como por su costo, teniéndose a la fecha 31 casas apoyadas por la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades (Sederec).

Durante la entrega de 1.8 millones de pesos para la instalación de seis nuevas casas, la titular de la Sederec, Rosa Icela Rodríguez, precisó que se busca preservar esta alternativa, conservar la herbolaria, una de las más importantes del mundo, y profesionalizar a los curanderos.

Además de acabar con “los charlatanes, que son muchos y juegan con la salud”, al acercar a la gente a estos sitios distribuidos en 14 delegaciones, con excepción de Coyoacán y Miguel Hidalgo, que “pueden tener un espacio similar, pero no son apoyados por la dependencia”, aclaró.

En la Casa Apapacholiztli, ubicada en la calle Gabino Barreda 103, en la colonia San Rafael, precisó que se entregaron 32 apoyos de entre 45 mil y 90 mil pesos; así como 19 ayudas a proyectos de producción y transformación de plantas medicinales, infraestructura para invernaderos, casas-sombras, sistemas de riego y captación de agua de lluvia, a fondo perdido.

Uno de los proyectos está destinado a la población del Centro Femenil de Readaptación Social de Santa Martha, que será capacitada en el cultivo y propiedades de las plantas medicinales; y se les enseñará a generar productos herbolarios como pomadas, jabones, champús, cremas y jarabes.

Hoy, reconoció, se cuentan con pocos curaderos certificados, a quienes se les apoya con diplomados en plantas medicinales, conocimiento de las partes del cuerpo y recientemente con un curso sobre VIH Sida; y se tienen médicos parteros. “Parece increíble, pero se siguen atendiendo los nacimientos en agua, sin dolor, sin anestesia e inyecciones”, destacó.

Comentó que recientemente, la Organización de las Naciones Unidas refirióe que la medina tradicional es un complemento ideal para los tratamientos de medicina alópata, destacando que en muchas comunidades es la única alternativa de acceso a la salud con la que se cuenta.

Marisa Coronado, curandera de la Casa Apapacholiztli, informó que diariamente atienden un promedio de 20 personas, que pagan una consulta en 50 pesos; si requieren un manteado el costo depende del peso de la persona, que va de 150 a 450 pesos; temazcal, 150 y masaje con piedras calientes 450.

Los costos son muy accesibles y los resultados satisfactorios, recibiendo incluso a pacientes con depresión, provenientes de hospitales, que se curan y salen adelante, comentó.

Vía La Jornada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *