Hallan 2 cabezas en camino de Uruapan           

carretera-sonora

EL UNIVERSAL

MORELIA, Mich.- Este lunes elementos de la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE) hallaron dos cabezas humanas abandonadas sobre la carretera Uruapan-Carapan, en la desviación que conduce a la comunidad de Tiamba.

De acuerdo con el peritaje preliminar, las cabezas pertenecen a dos varones de entre 35 y 40 años de edad, que presentan golpes contusos en la cara, lo que hace suponer que las víctimas fueron torturadas antes de ser decapitadas. Los cuerpos no fueron encontrados.

Además, junto a ambas cabezas se encontró una cartulina con un mensaje que se atribuye al grupo delictivo identificado como La Guardia Michoacana, que en septiembre pasado hizo su aparición pública mediante un mensaje en redes sociales.

Elementos de la Fuerza Rural de Uruapan aseguraron que las cabezas pertenecen a Gerardo Serafín y a su sobrino, Nicolás Serafín, ambos comandantes y encargados de la Fuerza Rural (FR) de Uruapan. El procurador del estado, José Martín Godoy Castro, en conferencia de prensa, explicó que la dependencia “no tiene conocimiento de que las personas decapitadas sean miembros de la FR”, y señaló que ambos eran vecinos de Apatzingán.

Los familiares de las víctimas, informó la PGJE, ya reclamaron los restos y especificó que ambas personas eran primos.

El titular de la PGJE aseguró que los grupos delincuenciales que operan en el municipio de Uruapan, el segundo en importancia económica del estado, “están plenamente identificados y pronto daremos con los responsables”.

En declaraciones por separado, el comisionado federal Alfredo Castillo Cervantes descartó, en alusión a la llamada La Guardia Michoacana, que en Michoacán se esté creando un nuevo grupo delictivo.

Agregó que las decapitaciones de este lunes “deben ser tomadas como un distractor” y exigió a los medios de comunicación abstenerse de difundir las acciones y mensajes de los grupos criminales, “para no causar especulación y evitar difusión de grupos criminales”.

Castillo Cervantes dijo que la Fiscalía será el único canal para dar la información, ya que, señaló, “existen indicios que hacen sospechar que se intenta distraer la atención para desestabilizar al estado”.

Hace un mes, el 24 de octubre pasado en el municipio de Yurécuaro, fue encontrada una hielera que contenía un par de cabezas de dos hombres de entre 35 y 40 años.

La hielera de unicel fue abandonada afuera de un expendio de cervezas ubicado en la esquina que conforman las calles de Isabel la Católica y Curiel, en el municipio citado, localizado a unos 250 kilómetros de la capital del estado.

En esa ocasión no fue localizado el cuerpo de las víctimas ni tampoco fueron identificadas y las autoridades policiacas indicaron que fue abierta una investigación.

Desde 2006, cuando La Familia Michoacana hizo su aparición, las decapitaciones en Michoacán se convirtieron en algo casi diario.

El dato exacto de las decapitaciones no es registrado por la autoridad, pero el recuento de periodistas especializados en la fuente policiaca estima que de 2006 a la fecha ocurren un promedio de 10 a 20 crímenes de esta forma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *