Hambre y malnutrición en América, no por falta de comida, sino por pobreza y desigualdad

GMx

“No podemos seguir coexistiendo con el hambre, el sobrepeso y la desnutrición crónica infantil.  No sólo porque es una injusticia sino porque no podemos darnos ese lujo.”

Lo anterior fue expresado por la vicepresidenta de Ecuador, María Alejandra Muñoz durante la Conferencia Regional de la FAO que reúne a todos los ministros de agricultura de América Latina y el Caribe.

La Conferencia busca establecer una hoja de ruta hacia una agricultura sostenible y resiliente al clima, sociedades rurales prósperas y un sistema alimentario que garantice alimentos saludables para todos y todas.

Más de 2700 personas participaron del proceso que dio origen a la agenda de trabajo que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) está presentando a sus Estados miembros durante la Conferencia Regional de la FAO, que hoy comenzó su segunda jornada (seguir en vivo).

En su discurso inaugural, el representante Regional de la FAO, Julio Berdegué, señaló que este proceso identificó tres preocupaciones ampliamente compartidas:

“Debemos avanzar hacia sistemas agro-alimentarios que provean alimentos saludables y nutritivos a todos y todas, transitar hacia una ruralidad próspera e inclusiva, sin pobreza y con oportunidades, y asegurar la sostenibilidad ambiental y la mitigación, adaptación y resiliencia climática”.

El primer Ministro de Haití, Joseph Jouthe, señaló que se requieren urgentemente recursos adicionales a nivel regional, “que se pueden movilizar a través del Programa de Cooperación Técnica de la FAO, a fin de atender las crecientes necesidades de los Estados”, golpeados por la pandemia.

El ministro de Agricultura, Ganadería y Alimentación de Guatemala, José Ángel López, señaló que “Guatemala acoge con agrado las prioridades planteadas. Priorizamos la disponibilidad y acceso a alimentos, la incorporación de la tecnología para la producción y la comercialización, y el vínculo con los mercados”.

La Conferencia, no sólo fija las prioridades de la Organización en la región, sino que permite recoger la visión de América Latina y el Caribe para el nuevo marco estratégico global de la FAO, actualmente en preparación.

“Es importante que el marco estratégico considere el rol clave del comercio internacional para garantizar a la seguridad alimentaria. La promoción de sistemas alimentarios abiertos y transparentes, es fundamental para mejorar el acceso a los alimentos para las personas más vulnerables”, dijo Antonio Walker, Ministro de Agricultura de Chile.

ALIMENTOS SANOS Y NUTRITIVOS AL ALCANCE DE TODOS

Según la FAO, al 2050, la demanda mundial de alimentos se incrementará en 50 por ciento, pero la región debe transformar el sistema alimentario para suplir la demanda de productos inocuos, diversos y saludables: esa es la primera prioridad que la FAO planteó a los Estados miembros.

“Nuestra región es la mayor exportadora neta de alimentos del mundo. Pero no se trata solamente de producir más, sino que debemos mejorar el comercio y ampliar el acceso a mejores mercados, en especial para la agricultura familiar, la pesca artesanal y la PYME alimentaria”, dijo Berdegué.

Según la FAO, en la región no hay hambre y malnutrición por falta de comida, sino por la pobreza y las desigualdades: “En esta región es demasiado barato comer mal, y es el lugar más caro para comer saludablemente”, dijo Berdegué.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *