Hay 18 mil niños con necesidad de ayuda humanitaria en Bahamas: UNICEF

GMx

Nueva York.- El UNICEF anunció la llegada a Nassau (Bahamas) de un avión que carga casi 1.5 toneladas de suministros necesarios que permitirán proveer de agua potable a más de 9 mil 500 niñas, niños, adolescentes, y sus familias, afectados por el paso del huracán Dorian.

El primer envío del UNICEF de suministros de ayuda humanitaria fue transportado por la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC), consiste en más de 400 mil tabletas para purificación de agua, varios tanques contenedores de 5 mil litros para abastecer al menos a 2 mil personas y mil bidones, con la intención de que sean distribuidos en las comunidades afectadas durante los siguientes días.

Un aproximado de 18 mil niñas, niños y adolescentes en las áreas de Ábaco y Gran Bahama (en las Bahamas), han estado expuestos al impacto del Huracán Dorian, dejando a muchos en necesidad urgente de asistencia humanitaria, de acuerdo con UNICEF.

El viernes pasado, el UNICEF en las Bahamas pudo llegar a Abaco, el área más afectada por el Huracán Dorian. El equipo en terreno fue testigo de la extensa devastación y destrucción. En y alrededor de Marsh Harbour, escuelas y hospitales están destruidos, casas y caminos están colapsados, y automóviles y botes están colgando de los árboles.

“Los niños -y sus familias- que han sobrevivido al huracán han perdido sus hogares, sus medios de vida, sus familiares y se encuentran con poco acceso a comida y agua”, dijo Youssouf Abdel-Jelil, director Regional Adjunto de UNICEF para América Latina y el Caribe. “El reloj está corriendo para que ellos reciban la asistencia humanitaria que necesitan de manera urgente. A casi cinco días de que el huracán impactara, el agua potable es el recurso más urgente para salvar vidas, especialmente para madres, niñas y niños”.

Reconocimiento aéreo y evaluaciones preliminares indican que las inundaciones pueden haber comprometido el agua y los sistemas sanitarios en Ábaco y áreas de Gran Bahama. La falta de agua potable y servicios sanitarios adecuados coloca a los niños y sus familias en riesgo de contraer enfermedades de transmisión por agua contaminada.

“La magnitud total de la destrucción en el terreno continúa siendo evaluada, pero la detección inicial muestra que algunas partes de Ábaco, como caminos, puertos y otras vías de transporte han sido parcial o totalmente destruidas. La infraestructura dañada hace que la entrega de ayuda humanitaria sea extremadamente complicada. Las familias más vulnerables, especialmente niñas y niños, será a quienes sea más difícil llegar”, agregó.

Luego de las secuelas del Huracán Dorian, un equipo de UNICEF fue rápidamente trasladado a las Bahamas. Hoy, una misión conjunta de las Naciones Unidas para evaluación rápida fue desplegada en las áreas más severamente afectadas de Ábaco, Marsh Harbour, para determinar el acceso a servicios vitales, tales como salud, educación y albergues.

El UNICEF está trabajando con el gobierno para iniciar la distribución de los suministros humanitarios tan pronto sea posible, en colaboración con otras agencias de Naciones Unidas y socios humanitarios, tales como la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC).

UNICEF está buscando recaudar, de manera urgente, 4 millones de dólares para escalar su respuesta humanitaria y responder a las necesidades más básicas de niñas, niños, adolescentes, y familias a lo largo de las Bahamas, incluyendo acceso a agua potable y servicios sanitarios, nutrición, apoyo psicosocial y actividades educativas en espacios no formales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *