¡Hogares inteligentes! El futuro en CDMX

El futuro está llegando lento, pero seguro, instalándose en cada una de las esferas de la vida. Un futuro que sabe a tecnología, a innovación y que está tan aplicado en nuestro día a día que también las viviendas se impregnan de ello, como se puede ver a través de las distintas webs de búsqueda de apartamentos como Quiero Casa.

Del vehículo autónomo hasta que el refrigerador indique qué alimentos faltan y que ha llegado la hora de ir al supermercado. Estos son algunos ejemplos de cómo el Internet of Things – IoT – irrumpe en la vida doméstica de los países desarrollados.

Porque México DF no se queda atrás y la domótica también ha entrado de lleno en las casas, haciéndolas más eficientes por sus sistemas automatizados, desde el punto de vista de administración y gestión del tiempo, pero también desde el punto de vista energético.

En este sentido, son precisamente las viviendas las que se llevan gran parte del consumo energético a nivel mundial. Los compromisos adquiridos en materia medioambiental por parte de los Gobiernos y la realidad del avance del cambio climático y el calentamiento global, hacen que, tanto los arquitectos, como las constructoras y promotoras, definan muy bien los materiales con los que trabajar.

Aparte de los materiales, también el sistema de climatización es fundamental, ya que la mayor cantidad de energía consumida a nivel doméstico procede principalmente de la calefacción, muchas veces usando sistemas poco eficientes. Junto a ello, además, la incapacidad de mantener el calor dentro de la casa al contar con un mal sellado de ventanas y vidrios con escaso nivel de aislamiento.

Es por ello que, muchas constructoras, sobre todo las que cuentan con más experiencia, están dando una vuelta a esta situación dotando a sus promociones de todo lo necesario para mantener los niveles de confort y, sobre todo, adaptándose a lo que busca cada familia.

Ese el secreto del éxito de y, cómo no, también de Quiero Casa, además de la profesionalidad en el trato al cliente y la elección del equipo que le ha validado para haber conseguido también la certificación de Best Work To Place en 2015. Saber qué demanda el mercado y dar respuesta a ello. Así, muchas viviendas , aparte de contar con los materiales de construcción más sostenibles y adecuados del mercado, además, se encuentran en zonas realmente desarrolladas, con todos los servicios necesarios para el día a día a dos pasos, evitando también tener que tomar el auto: el gimnasio, la escuela o el supermercado, son algunos de ellos.

Un hogar inteligente, aparte de por el uso de la domótica y la asimilación de la IoT, es inteligente también en el grado que cumpla las expectativas de las personas que allí viven y consiga adaptarse a ellos. Y viceversa, porque como tantas cosas en la vida, esto también va de reciprocidad.

Igualmente, el disponer de una app para el smartphone donde poder buscar departamentos por zonas y, desde cualquier lugar y solo disponiendo de una conexión a internet, forma parte de ese pack de inteligencia en el hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *