Hoy en el Congreso

Del informe presidencial a la revocación del mandato

Eduardo García Polinciano

Buen inicio de semana, estimado lector.

Informe Presidencial
Iniciaron los trabajos formales de la LXV Legislatura del Congreso de la Unión, el miércoles 1de septiembre, tal como lo mandata la constitución; el secretario de Gobernación Adán Augusto López, acudió a la Cámara de Diputados a entregar el Tercer Informe de Gobierno del Ejecutivo Federal. Cabe recordar, que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece que en la apertura de sesiones ordinarias del primer periodo de cada año de ejercicio del Congreso, el presidente de la República presentará un informe por escrito en el que manifieste el estado general que guarda la administración pública del país.
Ahora cada una de las cámaras realizará el análisis del informe y podrá solicitar al presidente de la República ampliar la información mediante pregunta por escrito y/o citar a los secretarios de Estado y a los directores de las entidades paraestatales quienes comparecerán y rendirán informes bajo protesta de decir verdad. En la próxima semana se espera que salga el acuerdo de los secretarios que comparecerán ante el pleno y los que lo harán ante las comisiones legislativas, a este procedimiento de análisis político, jurídico, económico y social que realizan los grupos parlamentarios representados en las Cámaras de Diputados y Senadores en torno al informe de gobierno presentado anualmente al Congreso de la Unión por parte del titular del Poder Ejecutivo se le denomina Glosa del Informe. Estaremos atentos al acuerdo parlamentario para conocer los funcionarios que comparecerán en el Congreso de la Unión.
Juicio Político
Inició candente la LXV Legislatura del Congreso y es que en la primera sesión se aprobó el proyecto de decreto por el que se expide la Ley Federal de Juicio Político y Declaración de Procedencia y se abroga la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos, que tiene por objeto regular los procedimientos de juicio político, declaración de procedencia y responsabilidad penal del presidente de la República. Fue el primer escenario de lo que caracterizará esta legislatura, MORENA y sus aliados PT y PVEM podrán aprobar todas las reformas a leyes secundarias que necesite el Ejecutivo Federal, menos las propuestas de reformas que contemplen cambios a la Constitución, si las pretende realizar tendrán que negociar con el bloque opositor ya que no reúnen las dos terceras partes para lograr mayoría calificada.
En la discusión los partidos de oposición argumentaron que el documento aprobado está plagado de imprecisiones y es contrario a la Carta Magna. Comentaron que de aprobarse se está olvidando la autonomía de los congresos estatales y en vez de agilizar procedimientos, generará incertidumbre y refleja la intención de usar la figura de juicio político y declaración de procedencia como herramientas de persecución política. Además de atentar abiertamente contra el federalismo con una redacción inconstitucional al querer imponer a los congresos locales decisiones, violentando la autonomía de los estados y que MORENA y aliados legisla a capricho y cerrazón. En esta primera sesión quedó de manifiesto que desde la pasada Legislatura se han buscado hacer las cosas de manera apresurada y al final en otros espacios se enmiendan las cosas y se regresan las leyes. Por eso la LXIV Legislatura fue la que más acciones de inconstitucionalidad y controversias constitucionales presentaron precisamente por legislar con fe ciega, esperemos que en la actual legislatura se acabe con esta práctica. El dictamen aprobado fue turnado a la Cámara de Senadores y seguramente en la sesión del 09 de septiembre la aprobarán y turnarán al Ejecutivo para su publicación en el Diario Oficial de la Federación.
Revocación de Mandato
Lo que parecía imposible de transitar en el Congreso se logró y es que MORENA y aliados se olvidaron de su pregunta de ratificación de mandato y es de reconocerse la voluntad de los integrantes de la Junta de Coordinación Política que lograron construir acuerdos que se expresaron en un dictamen respaldado consensado y con carácter plural. Importante para el logro la participación de los legisladores Ricardo Monreal, Damián Zepeda y Claudia Ruiz Massieu.
En esta cámara creo que les quedó claro que después de proceso electoral del 2021 se dieron dos vertientes: la responsabilidad de la mayoría parlamentaria y el gobierno federal de escuchar y lograr consensos con la oposición, así como la oposición de responder a los reclamos de la sociedad para ser balance de la concentración del Poder en un grupo político. Es por ello, que la aprobación del dictamen que expide la Ley de Revocación de Mandato, fue una responsabilidad dual por parte de todos los representantes en el Senado de la República a efecto de alcanzar acuerdos y alcanzar también, el retorno a la constitucionalidad en la aprobación de una legislación que da certidumbre jurídica al mandato popular en la rendición de cuentas y es que había de dos sopas o se rectificaba en la redacción de la pregunta o se aprobaba como MORENA y aliados querían con la posibilidad de que la consulta no se realizará por la revisión a las acciones de inconstitucionalidad que presentarían los partidos de oposición. Ahora en la semana le toca a la Cámara de Diputados aprobarlo.
Nos leemos la próxima semana desde los pasillos del Congreso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *