Hoy en el Congreso : Nacionalización del Litio

Eduardo García Polinciano

Buen inicio de semana, estimado lector estos fueron algunos de los temas de interés que se suscitaron en las cámaras del Congreso de la Unión.

Nacionalización del litio

Pero qué necesidad, da la impresión de que fue desquite por la reforma eléctrica desechada el domingo de resurrección, y es que el Ejecutivo Federal envío ese domingo a la Cámara de Diputados su iniciativa de reformas y adiciones a la Ley Minera, la cual se aprobó vía rápida. Ni por comisiones pasó en la Cámara de Diputados.

La reforma ya publicada en el Diario Oficial de la Federación pretende:

crear un organismo público descentralizado para regular la exploración, explotación y aprovechamiento de litio; declarar de utilidad pública la exploración, explotación y aprovechamiento del litio, por lo que no se otorgarán concesiones, licencias, contratos, permisos, asignaciones o autorizaciones en la materia; considerar zonas de reserva minera aquéllas en que haya yacimientos de litio;
indicar que las cadenas de valor económico del litio se administrarán y controlarán por la Nación;  determinar que el Servicio Geológico Mexicano auxiliará al organismo descentralizado encargado de la explotación del litio en la ubicación y reconocimiento de las áreas geológicas en las que existan reservas probables del litio; y,
proteger y garantizar la salud de los mexicanos, el medio ambiente y los derechos de los pueblos originarios en la explotación del litio y de sus cadenas de valor.

En la complejidad técnica que conlleva el tema es donde radicaba la importancia de una discusión seria, informada y transparente en el Congreso de la Unión, pero no fue así, ya que no se dieron tiempo para analizar MORENA y aliados tenían que cumplir con el capricho del presidente.

Además la Constitución en el artículo 27 ya considera al litio como patrimonio de la Nación, por lo que el concepto de su nacionalización es erróneo, ya es de los mexicanos.

La titularidad de la Secretaría de Economía, en una de sus comparecencias en el Senado, señaló que actualmente el país no cuenta con ningún yacimiento de litio en explotación, por lo que los esfuerzos serán iniciales de investigación, de exploración, para que empecemos a ver qué tan importante es el litio en nuestro país.

La misma Secretaría de Economía señaló que en 2016 las exportaciones de litio fueron de 658 dólares, no miles de dólares ni millones de dólares, 658 dólares, mil 400 pesos.

Las importaciones fueron de 1.6 millones de dólares, lo que claramente representa un déficit en ese sector. Además, la dirección general del Servicio Geológico Mexicano señaló que México cuenta con una reserva de 243.8 millones de toneladas de arcilla que contienen litio, pero con una equivalencia al litio una vez que depuremos de arcilla, te quedan 850 mil kilos de litio, o sea es muy bajo el rendimiento, hay que ver si es rentable y si el Estado mexicano podrá hacerlo eficiente.

Cabe hacer la pregunta respecto a qué se desea hacer con estas cantidades e incipiente negocio, al menos en México, de este mineral, además el decreto establece que no se autorizarán, ampliaciones al presupuesto para cumplir con el presente decreto.

Entonces, ¿con qué dinero se va a hacer la exploración, la explotación, el desarrollo de tecnología y la capacitación de personal? Si no va a haber presupuesto.

Así es que el Congreso nacionalizó algo que ya está nacionalizado, pareciera la rifa del avión que lo rifan y no lo rifan y luego lo vuelven a rifar y creo ahora lo alquilan para fiesta de 15 años.

Cabe recordar que la Constitución dice que no se permiten monopolios en este país, así sean estos estatales, además, los monopolios estatales caso concreto Telmex en manos del gobierno fue un desastre y de CFE y PEMEX mejor ni hablamos.

Lamentablemente con la forma de aprobar la “nacionalización” del litio queda claro que el Congreso se ha convertido en una oficialía de partes, en donde el Ejecutivo manda lo que quiere, cuando quiere a otro poder y el Legislativo obedece.

Delfina Gómez Álvarez

Otra vez la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados acordó aplazar tentativamente para el 27 de abril la reunión con la titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Delfina Gómez Álvarez, para abordar la desaparición del programa Escuelas de Tiempo Completo así como la desaparición de los grados en el sistema escolar. Se espera que la secretaria acuda ya que es la cuarta vez que se reagenda su comparecencia. Y quién sabe si acuda, ya que supuestamente dejará la secretaría a su cargo para irse al Estado de México para asegurar la gubernatura de esta entidad.

La Cámara de Senadores también aprobó citar a comparecer a la titular de la SEP, ante la Comisión de Educación para que explique los motivos, criterios y ponderaciones de evidencia por los que se decidió suspender el financiamiento del Programa de Escuelas de Tiempo Completo y los alcances del Programa la Escuela es Nuestra.

Nos leemos próximamente desde los pasillos del Congreso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *