Hubo lesión en médula espinal

 La causa de la muerte de Pedro Aguayo Ramírez fue “traumatismo en el cuello con fracturas en tres vértebras cervicales y lesiones en la médula espinal”.
Así quedó asentado en el reporte forense que determinó el motivo por el cual falleció el hijo del “Can de Nochistlán”.
El director del Servicio Médico Forense del Poder Judicial de Baja California, Francisco Acuña Campa, dio a conocer que en el resultado de la necropsia practicada en Tijuana se determinó que el traumatismo fue la causa directa, pues se observan fracturas en la primera, segunda y tercera vértebras cervicales con lesión en médula espinal.

Niegan negligencia
Mientras, Ernesto Franco, Médico de la Comisión de Boxeo y Lucha Libre de Tijuana, y quien atendiera al hijo del “Perro” Aguayo en sus últimos momentos de vida negó que hubiera negligencia médica. Ante las críticas, aclaró que en todo momento estuvo el personal médico atento.
“La atención que se le dio fue inmediata, tanto de parte médica como de los paramédicos, siempre hubo quien le atendiera de manera inmediata. Te puedo decir que podríamos hasta minimizar el tiempo de respuesta que pudo haber tenido, por la suerte que tenemos de que haya un hospital cercano con todos los servicios”.
El luchador fue trasladado al hospital Del Prado, localizado a una cuadra del auditorio, donde falleció 45 minutos después de que fue ingresado.
De acuerdo con el reporte de la Comisión, los luchadores Stary Boy, Super Nova y Tony Casanova, tuvieron serias lesiones en la lucha previa, incluso, uno de ellos fue llevado al mismo hospital en el que poco después falleció el Hijo del Perro.
“Me hablaron, salí del vestidor, y le di la atención [al ‘Perrito’], él estaba al parecer en un coma traumático provocado por la contusión, los golpes que recibió. Y no fue la patada típica, la 619 la que le dio Rey Mysterio, porque inclusive lo pasa por encima, antes recibió otros golpes y sobre todo en el cuello”, relató Francisco Acuña, quien dijo que desde que cae en la segunda cuerda, pasaron menos de cinco minutos en trasladarlo al hospital, donde sufrió el paro cardiorrespiratorio.

vía EL UNIVERSAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *