Mexicano sentenciado a pena de muerte en EU, sólo pide ver a su madre

Ante la próxima ejecución de Rubén Ramírez Cárdenas, mexicano sentenciado por supuesta violación y ejecución de su prima, en los Estados Unidos (EE.UU), el último deseo del recluso fue, ver a su madre.

En febrero 1997, Rubén fue detenido y condenado por supuesto homicidio de su prima, hoy se realizará su pena de muerte, pese a las pruebas de ADN presentadas por sus abogados, donde prueban que no asesinó ni violo a su familiar.

El último deseo de Rubén, fue el ver a su madre todos los días, hasta su muerte en la cárcel de Allan B. Polunsky, en Livingston, señaló José Cárdenas en su portal.

El medio también refirió, que el sentenciado se dijo triste por su madre e hijos, pero reiteró que él no había matado a su prima, «Yo no maté a mi prima, yo soy inocente, pero estoy en manos de Dios, se hará su voluntad», expresó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *