Inútil: La Feria

SR. LÓPEZ

Este lunes, el Presidente nombró como titular de la Semarnat (Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales), a Víctor Manuel Toledo Manzur, en sustitución de Josefa González. Don Víctor porta credenciales académicas y científicas intachables bueno, anda muy cerquita de genio (o de plano lo es). Biólogo por la UNAM, creó una nueva área de la ciencia que integra el estudio de la diversidad biológica y la cultural. A todo dar.

La pregunta (sin mala ni buena fe, es simple curiosidad), es si sabe lo que hizo nuestro Presidente al nombrar en ese cargo a uno de los más severos, serios y no despreciables críticos de los megaproyectos de la 4T.  Para no hacer ‘fusil’ disimulado, sea tan amable de leer  el reportaje de Angélica Enciso L. de ‘La Jornada’ de ayer, martes 28 de mayo de 2019, página 5, que se titula: “El nuevo titular, crítico de los ‘proyectos de muerte’”.

“Víctor Manuel Toledo, nuevo titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), ha sido crítico de los megaproyectos que impulsa el actual gobierno. Ha señalado que la Cuarta Transformación (4T) está en contradicción y se pone del lado de los “proyectos de muerte”, ya que tras “la despiadada imposición” de la termoeléctrica de Huexca, siguen el Tren Maya y el Proyecto Transístmico.

Esto señaló el colaborador de La Jornada en un artículo publicado el 26 de marzo, en el que destacó el apoyo que el presidente Andrés Manuel López Obrador recibió en la zona de Cuetzalan, Puebla, donde la gente se siente lastimada por la descalificación del mandatario a los defensores del medio ambiente.

Toledo trabajó en un recuento de conflictos y resistencias socioambientales, de los cuales hasta el año pasado sumaban 560 ocasionados por todo tipo de megaproyectos, desde mineros hasta turísticos, energéticos y por el agua.

En ese texto, el ahora funcionario se preguntó si alguien podría decirle al Presidente que la Cuarta Transformación debe retomar el camino y superar su visión equivocada e ingenua.

Doctor en ecología, el nuevo titular de la Semarnat nació en 1945, tiene alrededor de 200 trabajos de investigación y 20 libros; es considerado uno de los pioneros de la etnoecología, disciplina que estudia las relaciones entre las culturas tradicionales y la naturaleza. Es investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México desde hace  48 años.

Tras el asesinato de Samir Flores, líder opositor a la termoeléctrica de Huexca, Toledo advirtió en otro escrito (del 26 de febrero) que cada concesión de la 4T a los megaproyectos “devela una carencia de visualización de largo plazo”. Señaló que no se puede sacrificar a las comunidades tradicionales “otra vez en aras del ‘progreso’ y ‘desarrollo’ de la nación”.

Consideró que “no existe una claridad teórica y, por tanto, táctica y estratégica en la 4T (…) no hay pues sino reacciones inmediatas a cada problemática, cuya repetición irá irremediablemente marcando una política vaga, confusa y contradictoria y, por tanto, errática. Mientras no se analice y esclarezca de manera colectiva un programa político que dé corpus a la 4T, el actual gobierno se irá diluyendo inexorablemente. Hasta que, de nuevo, la derecha nos alcance”.

En su cuenta de Twitter, Toledo ha compartido textos que cuestionan el quehacer de la actual administración. Hace unos días señaló que “un gobierno de bien no se puede volver rehén de burócratas de Hacienda”, y en otro cuestionó dónde quedó la “mafia del poder””. (Fin de la cita).

Una de dos: o el Presidente sabía y va a reconsiderar sus megaproyectos; o no: ni sabía ni va a reconsiderar nada. O una tercera: don Víctor asume el cargo listo para ser planchado (cosa casi impensable, es señor serio). Lo único que queda claro es que el actual gobierno federal no presenta síntomas de congruencia. Ni son todos los que están, ni están todos los que son.

Si don Víctor sigue siendo lo que es, no va a durar en el cargo. Y si dura, los megaproyectos se van a ejecutar bailándose la huaracha en el respeto a los derechos de la gente y en las leyes ambientales… puede ser.

Si le parece que exagera este López (hay de otros), reflexione en lo que significan los hechos inadmisibles que sucedieron en la Huacana, Michoacán (a 150 kilómetros de Morelia y a 75 kilómetros de Apatzingán), donde un grupo de militares fue sometido, desarmado y retenido por “el pueblo” (supuestamente “autodefensas”), hasta que les fueran regresadas armas previamente decomisadas por el ejército, nuestro ejército. Se devolvieron las armas y se liberó a los soldados.

Ayer, martes 28 de mayo, el Presidente de la república, declaró sobre tan grave hecho (el de La Huacana):

“La actitud de los soldados fue responsable, digna y valiente. Lo que es una cobardía es abusar de nuestros semejantes. Entonces por eso todo mi apoyo y respaldo a los marinos y soldados que son pueblo uniformado, están actuando muy bien (…) Van a mantener (los militares) una actitud prudente porque están conscientes que se tienen que respetar los derechos humanos y que a nadie se le puede privar la vida. Esto no les resta autoridad, por el contrario les da más”.

Este gobierno, cualquier gobierno, aparte de sus obligaciones tiene dos características, en todo el planeta Tierra: tiene derecho a la exacción (quitarle legalmente parte de su dinero a la gente, via impuestos, derechos, etc.); y al uso de la violencia legal (por eso la existencia de las fuerzas armadas y de los cuerpos policiacos, que no andan por las calles con ramos de flores ni colecciones de estampitas de la Guadalupana, sino con garrotes y armados).

Si pagar impuestos en México es un deporte que practican unos cuantos causantes cautivos, y no se ejerce la violencia legal, el gobierno va a acabar pintado en la pared y si nuestro Presidente opina que estuvo a todo dar que nuestros soldados, bajo la presión mal interpretada del respeto a los derechos humanos, estén inermes ante la violencia de los civiles… bueno, pues eso, el gobierno está pintado, sobra, todo es inútil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *