Jalisco encabeza deuda municipal; SHCP envía reporte al Senado

A pesar de estar considerado como uno de los estados con mayor pobreza, Oaxaca reporta que sólo uno de sus 570 municipios tiene deuda pública, mientras que Jalisco es la entidad que reporta el mayor endeudamiento de sus municipios, pues 97 de los 125 que tiene deben siete mil 249.96 millones de pesos, cifra superior incluso a la de Veracruz, donde 204 de sus 212 alcaldías tienen empréstitos, pero éstos suman dos mil 972 millones de pesos.

La deuda de Oaxaca, que es de 26.3 millones de pesos, es 19,127.5% inferior a la registrada por los cinco municipios de Baja California, que juntos suman una deuda pública de cinco mil 56 millones 840 mil pesos.

La Secretaría de Hacienda entregó este jueves al Senado el primer Registro Público Único de la deuda de estados y municipios, que forma parte del sistema de alerta de endeudamiento subnacional, en el cual se observa que ninguno de los municipios de Tlaxcala reporta deudas.

Por estados, los municipios más endeudados son Tijuana, Baja California, con dos mil 711.9 millones de pesos; Guadalajara, Jalisco, con dos mil 307.7 millones de pesos; Monterrey, Nuevo León, con mil 807.1 millones de pesos; Hermosillo, Sonora, con mil 701.9 millones de pesos; León, Guanajuato, con mil 1339.9 millones de pesos y Benito Juárez, Quintana Roo, con mil 214.4 millones de pesos.

Y por total de deuda municipal por estados el número uno es Jalisco, con siete mil 249.96 millones de pesos de 97 de sus 125 municipios; Estado de México, con cinco mil 738.53 millones de pesos de 50 de sus 125 municipios; cinco mil 56.84 millones de pesos de los cinco municipios de Baja California; Nuevo León, con cuatro mil 864.99 millones de pesos por deudas de 22 de sus 51 municipios; Sonora, con cuatro mil 210.8 millones de pesos de 22 de sus 72 municipios.

También están Veracruz, con dos mil 972 millones de pesos por deudas de 204 de sus 212 municipios; Quintana Roo, con dos mil 846 millones de pesos en seis de sus diez municipios; Guanajuato, al sumar dos mil 80.2 millones de pesos de 18 de sus 46 municipios; Tamaulipas, con mil 570 millones de seis de sus 43 municipios, y Sinaloa, con mil 496.7 millones de 13 de sus 18 presidencias municipales.

De acuerdo con la relación entregada por la Secretaría de Hacienda, son 699 los municipios que tienen deudas; es decir, 29% del total nacional tiene empréstitos, mientras que mil 741 municipios (71%), reportan ceros en los adeudos.

El único estado que está limpio de deudas es Tlaxcala, pues ninguno de sus 60 municipios tiene préstamos; le sigue el estado de Oaxaca, pues solamente uno de sus municipios, Oaxaca, tiene un préstamo de 26 millones 300 mil pesos.

Llama la atención que la totalidad de los municipios de Baja California y Baja California Sur, que cada uno tiene cinco, están endeudados, pero la deuda de las cinco presidencias municipales de Baja California es de cinco mil 56.84 millones de pesos. Sin incluir Tlaxcala, que reporta cero endeudamiento, la  diferencia entre el endeudamiento de Oaxaca, un estado con 570 municipios, y Baja California, con sólo cinco, es de 19,127.5 por ciento.

Hay otros estados en que la mayoría de sus municipios no tienen deuda, como Hidalgo, con dos de sus 84 presidencias municipales endeudadas; Guerrero, donde sólo dos de las 81 reportan adeudos; en Chihuahua, cinco de los 67 tienen préstamos; 34 de los 118 de Chiapas; 33 de los 217 de Puebla; nueve de los 58 de San Luis Potosí; seis de los 43 de Tamaulipas; 14 de los 106 de Yucatán y 14 de los 58 de Zacatecas.

La Secretaría también informó al Senado que la deuda de los estados y municipios llegó a 568 mil 592 millones de pesos, monto superior en 32 mil 323 millones de pesos respecto del año anterior, que implica un incremento de 2.6% anual; sin embargo, logró su estabilización, pues representan 3.1% del PIB, nivel que ha sostenido desde el 2013, luego de una dinámica constante de aumento.

Instrumento

  • De acuerdo con Diego Díaz, investigador del Imco, la deuda es un instrumento de financiamiento que está diseñado para destinarse a pagos a los que los municipios no pueden hacer frente en un momento determinado.
  • Teóricamente, un municipio se endeuda para financiar infraestructura pública que beneficie a sus pobladores, sin embargo, muchas veces estos recursos se destinan a gasto corriente o se manejan en condiciones de opacidad, lo que se espera cambie con la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, promulgada el año pasado, señala el especialista.

 Por: Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *