Julio Nava se hace otra prueba y da negativo

Julio Nava, quien en diciembre pasado diera positivo de Betametasona, la cual se encuentra en la lista de sustancias prohibidas por la Agencia Mundial Antidopaje, se sometió el pasado 21 de enero a una prueba voluntaria, misma que salió negativa y que su defensa espera que influya en la reducción del castigo a que podría hacerse acreedor el jugador, que sería de dos años.

El resultado de dicha muestra tardó once días, más de lo que tardaría una prueba normal, ya que es más completa y puede detectar cualquier otra sustancia en el organismo.

Se espera que en diez días haya una resolución del caso por parte de la Comisión Disciplinaria, pero mientras tanto el proceso que sigue la investigación por el desahogo de pruebas que está presentando el abogado defensor de Julio Nava, Gonzalo Zubillaga, quien también en su momento llevara los “sonados” casos de Salvador Carmona y Aarón Galindo, así como el del “Gato” Ortiz, va en su etapa final y tendrá que cerrarse el próximo jueves, según ordena la Comisión Disciplinaria.

Cuando esto pase, se estudiarán las pruebas y el expediente por parte de las autoridades conducentes para tomar una determinación y emitir el castigo para el jugador de los chiapanecos. Esto podría llevar de una semana a diez días, pero cualquier cosa que dictamine el órgano rector del futbol mexicano, es apelable.

Fuentes cercanas a la directiva felina, señalaron a ESPN.com.mx que ya sólo están esperando a que se les informe sobre la sanción, para interponer un recurso de apelación y así tratar de aminorar el castigo de Nava, cualquiera que este sea.

“Dentro de las pruebas que se están presentando, hay un control independiente al proceso que también es el análisis del mismo laboratorio de la Conade, el que es certificado por la Wada”, se informó.

Se dijo que “el desconocimiento del deportista, por desgracia, sobre la sustancia que se le prescribió, no lo exime de la responsabilidad. Ese es el problema”. Esto mantiene con cierto recelo a la directiva de Jaguares, ya que según la reglamentación del deporte, el atleta es responsable de las sustancias que entren en su cuerpo.

Se explicó que aún se desconoce si la sanción será para las dos partes, es decir: jugador y médico (Ariel Rojas Melchor), “eso ya será cuestión de la Disciplinaria”, pues no hay que olvidar que a raiz del caso de Carmona y Galindo, el que aconteció en el marco de la Copa Confederaciones Alemania 2005, también fue sancionado el jefe de los Servicios Médicos de la Federación Mexicana de Futbol, el doctor Nicolás Zarur, mientras que la propia Femexfut también se hizo acreedora a una multa.

“No sabemos qué criterio se utilice, pues para este año es diferente, porque hay un nuevo reglamento el cual entró en vigor el 1 de enero. Antes se consideraban dos años para un positivo de dopaje y ahora son cuatro, aunque pensamos que este no aplicaría a Nava”.

Lo que sí, es que la directiva de Chiapas FC ha estado en comunicación con los jerarcas de la Federación Mexicana de Futbol, la que lamenta “profundamente lo sucedido, porque se trata de una omisión grave por parte de los servicios médicos del propio club”.

vía ESPN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *