La baba ilustrada: La Feria

SR. LÓPEZ

Tendría unos 14 años este López, cuando acudió al examen profesional de Pepe, el más impresentable primo que tenerse pueda, quien arrasó con el jurado en el salón de actos de la Facultad de la UNAM, en que lo presentó. Los catedráticos miembros del jurado, guardaron un sapiente silencio ante la catarata de citas con que Pepe los bañó (algunos hasta asentían), y los del público, parentela y amigos, conteníamos el aliento oyéndolo mencionar obras y soltar parrafadas enteras de autores famosos. El jurado no tuvo que deliberar: aprobado con mención honorífica. Este ingenuo tecladista después lo felicitó asombrado ante su memoria prodigiosa; Pepe, quien siempre tuvo debilidad por este menda, sonriendo contestó: -No seas tarugo, todas las citas me las invento… a ver quién es el macho que se sabe de memoria el ‘Capital’ de Marx o la ‘Filosofía Natural’ de Newton… no seas bobo –o sea… bueno, era Pepe.

El Portal del Gobierno de México (si lo busca en red lo encuentra), publicó el 17 de marzo de 2019 bajo la autoría de ‘Presidencia de la República’, el mensaje del presidente en la Clausura del Foro Nacional “Planeando Juntos la Transformación de México”. Es importante.

Es importante porque no ponemos atención a los hitos que marcan la ruta por la que va la nación. No hay espacio para transcribirlo completo pero algo podremos comentar: cito al C. Presidente:

“Se guiaban los anteriores gobernantes de las recetas que enviaban desde el extranjero (…) Desde allá se definía la agenda nacional y se imponían las políticas públicas (…) que iban dirigidas a garantizar el bienestar de las minorías y a marginar a la mayoría de nuestro pueblo”. (¡Hijos de su… !; algo apestaba).

Dijo también: “Estamos iniciando una etapa nueva (…) no es un simple cambio de gobierno, es un cambio de régimen (…) se terminó con esa pesadilla que fue la política neoliberal, declaramos formalmente desde Palacio Nacional el fin de la política neoliberal… (¿se fijó?: formalmente y desde Palacio Nacional)… política económica de pillaje, antipopular y entreguista. Quedan abolidas las dos cosas: el modelo neoliberal y su política económica de pillaje, antipopular y entreguista”. Siente uno así como bonito.

“Tenemos la responsabilidad de construir una propuesta posneoliberal (y) convertirla en un modelo viable de desarrollo económico, de ordenamiento político y convivencia entre los sectores sociales”…

A ver, a ver, a ver… ¿posneoliberal, dijo?… primero qué es ‘neoliberal’, pues aunque todos entendemos lo que entendemos, si va al fincar el país en la versión “post”, de eso, pues resulta importante identificarlo, es el referente… y neoliberalismo es hablar de algunos de los economistas más seriecitos de nuestros tiempos (Friedrich Hayek, Milton Friedman, F. Knight, Ludwig Von Mises, et al); y básicamente de la Sociedad Mont Pelerin, asociación creada para “preservar los derechos humanos amenazados por la difusión de ideologías relativistas y afines a la extensión del poder arbitrario”… y eso, de entrada no suena nada mal ni se parece a lo de “política económica, de pillaje, antipopular y entreguista” (claro,  luego hay cosas que no dicen, a lo mejor así piensan cuando están sentados en el baño).

Lo de “posneoliberalismo”, hasta ahora, es un ‘neotérmino’ que solo usan los “gobiernos progresistas” latinoamericanos, como opuesto -o sea: no se define en sí, sino que se define en lo que no es-, y lo mencionan; Chávez y Maduro, en Venezuela; Evo Morales, en Bolivia; Tabaré Vásquez y José Mujica, en Uruguay; Rafael Correa, en Ecuador; Néstor Kirchner –y su viuda Cristina-, en Argentina; Lula Da Silva –con Dilma Roussef en los coros-, en Brasil. Cuba no anda en esas, ellos son castristas: ni comunistas ni nada, castristas.

Está de pensarse que nuestro país vaya por una senda que no se sabe qué es y se conforma con decir lo que no es. Bueno, así están las cosas. Por lo pronto, este año y el que viene, nuestra política económica sigue siendo neoliberal, 100% proof, conforme a la Ley de Ingresos y al Decreto de Egresos. O sea: posneoliberalismo a la mexicana, así sí (-“Dos de lengua con verde”).

Uno, por bobo (Pepe ‘dixit’), creía que el neoliberalismo era la evolución del capitalismo post morten de la URSS, cuando se liberaron mercados, capitales y trabajo, al pasar de las simple industrialización ramplona del sigo XIX al reinado de las finanzas, con todos los defectos que tiene, pero origen del periodo más largo de prosperidad que ha conocido la humanidad (con sus mo pocos sus defectos, quede dicho, pero no es su objetivo un pillaje antipopular y entreguista: los pobres son muy mal mercado para los países ricos).

Pedagógicamente nuestro Presidente distingue entre honradez y honestidad, fun-da-men-tal (?), y sigue:

“No al gobierno rico con pueblo pobre (…) Decía Díaz Mirón: ‘Nadie tiene derecho a lo superfluo mientras existan quienes no tienen lo indispensable, lo básico’”.

De política, lo que quiera, pero Díaz Mirón (que ni se apellidaba así, sino Díaz Ibáñez), NO dijo eso en ‘Asonancias’ (de entre 1884 y 1886), sino: “Nadie tendrá derecho a lo superfluo, mientras alguien carezca de lo estricto…” y Chava la tomó de ‘Martín el expósito o memorias de un ayuda de cámara’, escrita como estribillo por Eugenio Sue en 1846, siete años antes de que naciera el Díaz (como recuerdadon Alfonso Reyes en su obra, ‘Tres puntos de exegética literaria”): “Nadie tenga lo superfluo mientras alguno carezca de lo preciso”. Y don Sue la tomó a su vez de fray Alonso de la Vera Cruz (1509-1553), en su primer año de docencia en la Real y Pontificia Universidad de México: “Nadie tiene derecho a la superfluo mientras alguien carezca de lo necesario (traducido a marro de: “Nullus habet ius abundanti, dum aliquis non habens necessitatem”); fray Poncho también dijo: “… el bien de los particulares redunda en el bien común…el mal de los particulares va en perjuicio del pueblo”.

Los tiempos cambian, los tenochcas también: ya no funciona la baba ilustrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *