La CNDH exige a autoridades locales y federales datos sobre Alondra y la otra niña robada

Ciudad de México.– La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) solicitó información a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Procuraduría General de la República (PGR), Comisión Nacional de Seguridad (CNS), Presidencia del Sistema DIF en el estado de Michoacán y al Poder Judicial del mismo estado información para integrar el expediente del caso Alondra Luna Nuñez, la menor sustraída de su escuela por la Interpol para ser llevada con una mujer a Estados Unidos que la reclamaba como suya.

A través de un comunicado, la dependencia dijo que las solicitudes son en cumplimiento del trámite e integración del expediente de queja que inició con motivo del caso.

El organismo también dijo que solicitará a las instancias competentes que den seguimiento a las investigaciones que tendrían que estar realizando, para la localización de la menor que habría sido arrebatada a su madre en los Estados Unidos de América y cuya identidad se habría confundido con la de la adolescente sustraída.

Detalló que, desde el momento en que se tuvo conocimiento del caso, personal de la CNDH se entrevistó con el padre de la adolescente y se le ofreció apoyo médico y psicológico a la joven y a su familia, con independencia de la investigación en curso.

Una vez que se reciban los informes solicitados, “la CNDH analizará los mismos y los demás elementos de convicción que se integren al expediente de queja, a efecto de emitir el pronunciamiento que proceda sobre la existencia de violaciones a los derechos humanos de la adolescente sustraída. En esta tarea, resultará determinante que las autoridades hayan tomado en consideración y buscado preservar el interés superior de la menor de edad con su actuación en el presente asunto”, estableció.

Del mismo modo, el organismo defensor de derechos humanos precisó que “de advertirse lagunas u omisiones en el marco normativo aplicable a estos casos, se propondrán las reformas procedentes a efecto de prevenir que, en lo sucesivo, la falta de regulación pueda propiciar violaciones a los derechos humanos de niñas, niños y adolescentes que se lleguen a encontrar en circunstancias similares”.

PGJ MICHOACÁN INVESTIGA A JUEZA

Por otra parte, este mismo viernes, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de Michoacán inició una investigación a la juez de Primera Instancia en materia civil con sede en el municipio de Los Reyes, Cinthia Elodia Mercado García, para determinar si incurrió en un delito al entregar a la menor a una mujer norteamericana que alegó ser su madre sin ninguna prueba.

Alondra, de 14 años, fue arrebatada de su familia el jueves de la semana pasada, para ser entregada a Dorotea García, residente estadounidense que aseguraba ser su verdadera madre biológica. Sin embargo, una muestra de ADN realizado en el Consulado de México en Houston, Texas, determinó que la menor no era hija de la ciudadana estadounidense.

La Secretaría de Relaciones Exteriores explicó que en 2007 recibió la solicitud de retorno de Alondra Luna Núñez bajo el argumento de que había sido sustraída de Estados Unidos por su padre. “En ese momento, la información disponible apuntaba a que la niña podría encontrarse en Tacatzcuaro, Michoacán, por lo que el expediente fue remitido al Tribunal Superior de ese estado”, detalló.

La Cancillería dijo que en marzo de 2015, la Autoridad Central estadounidense informó que la madre había viajado a Guanajuato y había identificado a la menor, lo que confirmaba que se trataba de su hija a quien había buscado por ocho años.

“Derivado de ello y en acatamiento a los estándares internacionales fijados en materia de restitución internacional contenidos en las Guías de Buenas Prácticas emitidas por la Conferencia de La Haya de Derecho Internacional Privado, la juez de la causa solicitó la intervención de la Interpol para que presentara a la menor y, en audiencia ante el juzgado, se determinara su identidad y la procedencia de su restitución a Estados Unidos”, precisó.

Por ello el pasado 16 de abril, el agente de la Policía Ministerial adscrito a la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol, por su nombre en inglés), José Luis Acevedo, llegó a la telesecundaria Sor Juana Inés de la Cruz, ubicada en la ciudad de Guanajuato, con una orden de una juez federal que mostró a la directora de la institución, Rubí Mendoza Pérez, para llevarse a Alondra y entregarla a quien alegaba ser su madre.

No obstante, la juez Cinthia Elodia Mercado dijo este miércoles que su decisión fue una respuesta en atención a la petición que se hizo a la autoridad mexicana. “Nosotros no somos autoridades que buscamos, sino que todos los datos son proporcionados”, dijo.

E insistió que recibió “una serie de documentación” y, como juzgador, “nada más es decir se va o no se va”, fundamentado en el acuerdo firmado en La Haya.

Por estos hechos, la Procuraduría de Michoacán informó mediante un comunicado de prensa que la investigación se realizará “con base a notas periodísticas y material audiovisual difundido en diversos medios de comunicación nacional y estatal, en los que se advierten probables actos que atentan contra el interés superior del niño y que pueden ser constitutivos de un hecho ilícito”, indicó.

Vía SinEmbargo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *