La Feria: Paco, perdónanos

Sr. López

Para no variar, el EZLN, le echó a perder el Año Nuevo a la gente del poder. Ya en 1994 nos cortaron la digestión a todos los sonrientes tenochcas: le había declarado la guerra al Estado mexicano un grupo que muchos no sabían ni que existía, pero ahí estaba y la gente del poder lo sabía, pero, ¡tcht!, ni pasó nada…

Y sí, pareció que no pasó nada. Total, unos cuantos muertos en regiones apartadas, luego pláticas, mesas, acuerdos que no se llegaron a cumplir cabalmente… y el paso del tiempo, con ellos, los ezetaeleneros, callados, hasta que hablan.

Ahora el subcomandante Marcos, se llama Galeano. Ahora y desde 2006, en pleito abierto contra AMLO. Ahora, este 1 de enero de 2019, otra vez el calambre, haciendo un llamado a resistir al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (notas tomadas del reporte de la AFP, Agence France-Presse, la más antigua del mundo, tan importante como Associated Press, Reuters y EFE, con oficinas en 110 países; no es moco de pavo lo que esa agencia destaca entre sus noticias, que suelen retumbar globalmente, como ahora decimos para estar a la moda).

Puede alguno sonreír con sorna, pues, sí, desde el punto de vista militar, frente al ejército mexicano, son un nene retando a King Kong, pero de 2006 a la fecha, el EZLN dejó de ser movimiento militar, para pasar a ser movimiento político y sorprende el eco que hace en el mundo lo que dicen, las raras veces que dicen algo, como lo de antier.

Este 1 de enero, los del EZLN soltaron algunas perlas que a un noruego crudo o a un ciudadano de la capital del país, que viva en un Pent House en Santa Fe, no les alteran el ánimo, pero a los que le saben a esto de la política, y tienen aunque sea tantita idea de lo que ha sostenido y sostiene al EZLN, les corta la digestión y los romeritos se les quedan enredados en el intestino grueso.

Guiomar Rovira (Razón y Palabra, número 47; “El Zapatismo y la Red Transnacional”), distingue un “zapatismo civil ampliado mexicano”, de un “zapatismo transnacional”. El primero es un movimiento social disperso que hace  marchas, apoya iniciativas del EZLN (Convención Nacional Democrática, o el Movimiento de Liberación Nacional para derrotar al PRI), y le entra a todo despelote que tenga el sello del EZLN, que llegó a la formación del Frente Zapatista de Liberación Nacional y del Congreso Nacional Indígena. Ahí están, desorganizados, pero a la voz de “¡rana!”, saltan. Si son muchos o pocos, no es tan importante: tienen la atención de la prensa nacional y extranjera, que no distingue. Y mucho perverso nacional, listo a sacar raja de estas cosas.

El segundo, el “zapatismo transnacional”, es una red de organizaciones extranjeras que vaya usted a saber qué entienden de lo que acá pasa, pero llevan a sus países de origen su personal interpretación. Si hay un factor común en ese batiburrillo de organizaciones misceláneas e inconexas en casi todo, sería que el Estado mexicano no vaya a tener la ocurrencia de atender bélicamente el asunto: intercambio de acuerdos sin cumplir, de insultos a los que ambos bandos son inmunes y hasta ahí.

Este zapatismo turístico, es un muégano ruidoso integrado por anarquistas, ecologistas, campesinos, indígenas, ONG’s de toda laya, aglutinado en redes transnacionales de activistas radicales, “altermundistas” que rechazan el capitalismo global y asumen desde la defensa de la soberanía alimentaria, la lucha contra la discriminación, los derechos humanos y la no desaparición el hongo de la alta meseta tibetana (subespecie “sinensis Ophiocordyceps”, que cura tantas enfermedades y es un Viagra natural…dicen).

Como sea: el EZLN habla y resuena en el país y en el mundo. Y encabezados por el subcomandante Marcos (hoy Galeano, tome nota), y por el comandante Moisés, en La Realidad, habló este inicio de año:

“Ese que está en el poder (López Obrador) va a destruir al pueblo de México, principalmente a los pueblos originarios, vienen por nosotros y en especialmente a nosotros al EZLN (…) Vamos a pelear, no vamos a permitir su proyecto de destrucción, no le tenemos miedo a su Guardia Nacional, que le cambio de nombre al Ejército y son los mismos (…) Vamos a defender lo que hemos construido. Estamos demostrándole al pueblo de México y al mundo que somos nosotros los que estamos construyendo; mujeres y hombres no vamos a permitir a que venga a destruirnos (…) Nos vamos a defender pase lo que pase, cueste lo que cueste y venga lo que venga, vamos a defendernos, vamos a pelear si es necesario”; dijo campanudamente Moisés, el comandante de los zapatistas,

“Sobre la cuarta transformación de la nación que López Obrador tiene como principal bandera de su gobierno, los zapatistas apuntaron que no pueden creer ni sus planteamientos ni lo que llamaron como sus mentiras” (Televisa News, ayer, con información de EFE). En su comunicado, el EZLN también rechaza el Tren Maya, la siembra de un millón de hectáreas de árboles maderables y frutales.

Muy sus opiniones de los del EZ y algunas son para reflexionar (lo de cancelar el aeropuerto en Texcoco y lo del trenecito, por lo pronto), qué duda cabe, pero un detalle, si no les molesta:

“Ese que está en el poder”, nos guste o no, lo pusieron 30 millones 113 mil 483 electores, el 53.19 % de los votos registrados. Ese que está en el poder es nuestro Presidente… y si no lo van a reconocer como tal ni así, ni con esa votación, a lo mejor se están equivocando de país.

El Presidente en su conferencia de la madrugada de hoy, dijo: “No vamos nosotros a enfrentarnos a ningún grupo, nosotros queremos la paz y la reconciliación, puede haber diferencias, las hay, pero eso no significa que se vaya a caer en una confrontación o un pleito”… bueno, le tocó el antifaz de amor y paz, pero el EZLN ya dejó claro que por Chiapas no deja pasar el trenecito. Y eso no se va a resolver con saliva, por cariñosa que sea.

Tal vez por estas cosas es que AMLO se puso de necio en tener con él a Paco Taibo 2… él sí les contesta bien. ¡Paco, perdónanos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *