La historia detrás del desastre

EDUARDO GRAJALES

Los ciudadanos de a pie pocas veces tenemos la oportunidad de conocer las formas en que se ejerce el poder y cómo se desarrolla éste en los entretelones de las lujosas oficinas gubernamentales o en las ostentosas mansiones de sus titulares.

Saber las maneras en las que se toman las decisiones que transforman la dinámica nacional y que repercuten en nuestro devenir histórico siempre ha sido una interrogante de la sociedad y un morbo frecuente de analistas, consultores, periodistas, opinadores y demás apasionados de la política.

Por ello, el libro de Roberto Rock, La Historia detrás del desastre es una oportunidad para saciar tal inquietud ya que permite asomarnos a los pasillos del poder y conocer información de primera mano, sustentada en investigaciones de un periodista experimentado, ex director de El Universal y miembro del prestigiado Grupo Oaxaca, del que surgiera la Ley Federal de Transparencia.

Este interesante documento narra el despampanante arribo y asimismo cruento deterioro de uno de los personajes más controvertidos en la historia política mexicana, como el ex presidente Enrique Peña Nieto, describiendo detalladamente las redes de corrupción, confabulaciones, descuidos, frivolidades y sumisiones que llevaron a este personaje y a su administración al desastre.

Con una redacción ligera y digerible, el lector puede conocer la inmensa capacidad de los grupos de poder para hacer de personajes huecos, sin solvencia moral y con pleno desconocimiento de la realidad nacional, figuras clave para dirigir los destinos de la Nación, mediante una formula ya conocida: acuerdos secretos y cañonazos de dinero para garantizar el statu quo, o de menos, márgenes de maniobra desde el cual seguir protegiendo intereses particulares.

Con ese antecedente se narra el primero de 24 capítulos El origen: El pacto con Calderón, donde se desvela el acuerdo entre el ex presidente panista con miembros del tricolor, gobernadores panistas y priistas, empresarios, entre otros, para lograr una transición tersa, en la que se beneficiara a Nieto, siempre que se mantuvieran intactos algunos intereses del blanquiazul, sobre todo el de frenar un posible arribo del otrora candidato y actual presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, personaje transversal en toda la narrativa, como si de una sombra que acecha se tratara.

En 259 páginas se explica el fugaz crecimiento de Peña Nieto en la política nacional, la confección de su campaña y sus padrinazgos políticos, que lo llevaron a ser considerado por la revista Times como “El Salvador de México” y que casi al final de su mandato llevaron a la prestigiada publicación The Economist a publicar “El Pantano Mexicano, un presidente que no se da cuenta que no se ha dado cuenta”, a manera de antítesis de la anterior.

En las páginas y capítulos subsecuentes, Rock aborda varias líneas de análisis que en conjunto explican bastante bien el por qué fracasó el proyecto peñanietista que causó la segunda salida del PRI de Los Pinos, y quizá la jubilación de este histórico y controversial partido.

Entre ellas, el autor señala el férreo control del poderoso ex secretario de Hacienda, Luis Videgaray -la puerta de entrada o salida del círculo de poder- y los encontronazos que su postura fría y calculadora originó con otros grupos importantes como el del ex secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; el del ex líder priista Manlio Fabio Beltrones, entre otros.

Asimismo, aborda la falta de escrúpulos en el manejo de los recursos públicos por parte de personajes cercanos al ex presidente, como familiares, ex secretarios y ex gobernadores, que desfondaron las arcas públicas y que se representan en otras connotadas investigaciones periodísticas como La Casa Blanca (Carmen Aristegui) y La Estafa Maestra (Animal Político).

Finalmente, el libro expone las garrafales decisiones que llevaron a la anterior administración a la debacle, como la tragedia de Ayotzinapa y el abrupto encarcelamiento de Elba Esther Gordillo, donde salta una frase lapidante de la ex lideresa magisterial al momento de su detención: “Estos jóvenes… ¿Cuál es la necesidad de esto?… ¡Qué barbaridad!”.

De esta manera Roberto Rock nos permite meternos hasta la cocina del poder y nos invita a juzgar en que medida estas acciones debilitaron el poder público y que tanto esta “crónica de una herencia envenenada” legó escasos márgenes de operación a la actual administración que hoy se debate entre atisbos de justicia social y aspiraciones idealistas de transformación frente a crisis reales en economía y salud, que ya están orillando a los mexicanos a plantearnos la interrogante de si será posible el cambio que nos prometieron.

Sin duda, La Historia detrás del desastre es una lectura obligada para todo actor político pues es un manual de todo lo que no debe hacerse en los momentos actuales de una sociedad mexicana cada vez más despierta, informada y urgida de cambios reales que les permitan encontrar visos de progreso, de paz y de transformación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *