La pandemia incrementa desigualdades en sectores como salud y educación: Expertos

GMx

Una comisión de expertos de distintas instituciones nacionales e internacionales recomendaron, entre otras cosas, el uso obligatorio del cubrebocas en México, pues la pandemia del COVID19 aún no tiene un final que esté a la vista.

Mientras el país superó los 210 mil muertos por el Sars-Cov-2, los investigadores de instituciones como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el Colegio de México, aceptaron que muchas de las recomendaciones que se hicieron en noviembre ahora ya no son válidas porque “la dinámica de la pandemia del COVID19 es cambiante.”

Recomendaron, como ahora se realiza en cinco estados mexicanos, aumentar la detección oportuna de los casos de COVID19, para evitar que estos lleguen graves a los hospitales.

Reconocieron que sugerencias como “quédate en casa” son difíciles de lograr en una nación que desde hace décadas tiene una serie de desigualdades.

Hay desigualdades socioeconómicas, entre el campo y la ciudad, de género, pero lo peor, han sido intensificadas por la pandemia.

El acceso a la salud y la educación, dos desigualdades que se han registrado desde sexenios atrás seguirán acumulándose por la pandemia del COVID19.

“El gran reto o los grandes retos es detectar esas desigualdades, como el acceso a la tecnología en materia laboral y en materia educativa”, indicaron los expertos en la conferencia vespertina de salud que fue presidida por el subsecretario de Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

Los expertos de 14 instituciones, quienes han venido laborando en un seminario permanente, reiteraron que la excesiva centralización y las carencias en materia de Salud que tenía México hicieron más complejo enfrentar una pandemia.

“El sistema de salud estaba pobremente preparado para una pandemia como la del COVID19.

La COVID19 muestra la importancia de tener sistemas de salud integradores y el reto no se limita al COVID, sino al postcovid, en temas de salud, pero también económicos.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *