La “Princesa del Pop” rompe el silencio y cuenta “el infierno” en el que vive; culpa a su padre

GMx

Tras casi 13 años, Britney Spears, rompió el silencio y habló sobre su situación actual en una audiencia judicial.

La “Princesa del pop”, a través de una audiencia virtual, expresó por 20 minutos su sentir respecto de su tutela ordenada por un tribunal en 2008.

Comentó que regresó a la corte dos años después de su última audiencia debido a que en su más reciente citación no la escucharon.

Relató el trato inhumano que tuvo durante este tiempo al ser obligada a presentarse en conciertos, usar anticonceptivos, tomar varios medicamentos y asistir a sesiones de terapia contra su voluntad.

De igual forma, la cantante estadounidense comentó que ha sido obligada a tomar constantemente litio, sustancia utilizada para tratar la depresión y algunos trastornos bipolares.

“Es una droga fuerte. Puedes dañarte mentalmente si te quedas con ella más de cinco meses. Me sentí borracha, ni siquiera podía tener una conversación con mi mamá o mi papá sobre nada. Me tenían con seis enfermeras diferentes”, relató Spears durante la audiencia virtual.

La cantante ha expresado el deseo de excluir a Jamie Spears, su padre, del manejo de su carrera artística. De igual manera, uno de los abogados de Britney dijo que ella tiene “miedo de su padre” y que no volvería a cantar en un escenario mientras él tuviera su tutela.

Asimismo, desde que su padre tiene el control total de su vida, a Britney Spears se le ha privado la libertad de hacer varias actividades comunes, como salir de su casa sin acompañamiento, usar sus tarjetas de crédito, tener acceso a su cuenta de banco, utilizar libremente sus redes sociales y hasta viajar sola en el auto de su novio.

La artista comentó sus intenciones de formar una familia con su actual novio, Sam Asghari, la cual ha sido imposible debido a las imposiciones de su padre.

“Quiero poder casarme y tener un bebé. Me dijeron que no podía casarme. Tengo un DIU (dispositivo intrauterino) dentro de mí, pero este supuesto equipo no me deja ir al médico para que me lo quite porque no quiero que tenga más hijos. Esta tutela me está haciendo mucho más daño que bien”, señalo.

A finales de 2020, un juez extendió la tutela de Jamie Spears hasta septiembre de 2021. No obstante, en febrero de este año, un abogado de la cantante solicitó una audiencia para hablar directamente con el tribunal, la cual fue aprobada para este miércoles 23 de junio.

Este caso se originó luego de que Britney sufriera una crisis de salud mental en 2008. En ese momento, una corte estadounidense le dio a Jamie Spears, padre de la cantante, el control total sobre el patrimonio de la cantante y sobre otras áreas de su vida personal.

(Con información de EFE para PrensaLibre.Com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *