La Secretaría de Trabajo en SLP halla a jornaleros en condiciones insalubres y sin agua potable

Ciudad de México.–  Casi 600 jornaleros fueron localizados trabajando en condiciones insalubres y de riesgo en los ranchos El Mimbre, del municipio de Vanegas y San Felipe, en Villa de Guadalupe, San Luis Potosí.

Ante esta situación, la Delegación de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS) les levantó actas administrativas con más de 25 observaciones, según informó Edgar Durón Puente, titular de la dependencia.

La dependencia informó que encontró a niños acompañando a sus padres en los campos agrícolas, también se documentó que los ranchos carecen de baños, agua potable, dormitorios y de instalaciones adecuadas para realizar su trabajo de manera segura.

Edgar Durón precisó que las anomalías se detectaron luego de visitas realizadas de manera sorpresiva a diversos ranchos del Altiplano potosino, a raíz de denuncias recibidas en la dependencia que alertaban sobre las condiciones de los trabajadores.

Luego de levantar las actas con las observaciones, explicó, los patrones de los ranchos tienen de 30 a 90 días para solventar los señalamientos y sustentar que los trabajadores están bajo las condiciones que demanda la ley, en caso contrario podrían ser acreedores a multas.

Las sanciones económicas, si resultan procedentes, pueden ser desde 50 hasta cinco mil salarios mínimos por cada falta u observación no solventada.

Además, Edgar Durón dio a conocer que en lo que va del año se han llevado a cabo cerca de cuarenta revisiones a diversos ranchos y reconoció que no hay un padrón de ranchos agrícolas en el Altiplano Potosino, “estamos en constatación de datos por eso aún no tenemos un padrón completo”.

Esas anomalías documentadas por la STyPS vienen a confirmar un informe elaborado a lo largo de 2014 por diversas organizaciones de la sociedad civil, y que incluyen también explotación y trabajo infantil, aunque esto último no fue ratificado por la dependencia para el caso de los ranchos citados.

La problemática de abusos y explotación de los jornaleros agrícolas existe en por lo menos 19 estados del país: Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Chiapas, Guanajuato, Zacatecas, Sinaloa, Sonora, Jalisco, Nayarit, Colima, San Luis Potosí, Querétaro, Veracruz, Morelos, Hidalgo, Michoacán, Puebla y Estado de México, de acuerdo con la Red de Jornaleros Internos, que agrupa a siete organizaciones civiles que trabajan con jornaleros agrícolas y poblaciones indígenas migrantes.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Jornaleros Agrícolas 2009, en el país existen al menos 2 millones 40 mil 414 jornaleros agrícolas; 40 por ciento de ellos son indígenas. Junto con sus familias, representan una población total de 9 millones 206 mil 429 personas. De los más de 2 millones, 762 mil 265 son jornaleros migrantes.

Más de la mitad de los jornaleros agrícolas proceden de los 10 estados más pobres del país, entre ellos Guerrero, Oaxaca, Chiapas y Veracruz, según datos de las organizaciones Enlace y Voces Mesoamericanas, que forman parte de la Red de Jornaleros Internos. Se trata de entidades con bajos niveles de escolaridad, alimentación y falta de infraestructura. Además, señala la Red, el 81 por ciento no concluyó la educación secundaria, lo que los hace más vulnerables a la explotación laboral.

La edad promedio de los jornaleros, según la encuesta de 2009, era de 36 años, aunque el 43.6 por ciento se concentraba entre los 18 a 45 años.  Según esa misma encuesta, 90 por ciento de los jornaleros carece de un contrato formal; 48.3 por ciento tiene ingresos de tres salarios mínimos; 37 por ciento ganan dos salarios mínimos y 72.3 gana por jornal o día de trabajo, mientras que el 23.8 por ciento recibe su pago a destajo.

El 60.9 por ciento trabaja seis días a la semana y casi el 14 por ciento, lo que representa a uno de cada siete, trabaja todos los días.

Vía SinEmbargo/Pulso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *