Las Águilas quieren ganar como sea

El América llega al Clásico Nacional en los cuartos de final con la sangre en el ojo y con el evidente deseo de echar al Rebaño de la liguilla para tomar revancha de la derrota en el torneo regular de 3-0 y de la eliminación en las semifinales de la Copa MX.

De antemano, jugadores y técnico prometieron que será un equipo completamente distinto al que fue superado por el Rebaño en los recientes encuentros. Mejor, si se toma en cuenta lo que ha presumido el técnico Ricardo Antonio La Volpe.

Espero un equipo que gane, que siga ganando, un equipo que todavía no sabe lo que es una derrota. ¿Jugar mejor? Sí, me gustaría y trabajaremos para hacerlo. Me está ayudando mi Dios, mis ángeles”, aseguró el Bigotónen la semana previa.

De lo que pasó en anteriores juegos ante el Rebaño queda una marca indeleble, aunque se ha optado por ocultar todas las sensaciones generadas. Todo se queda en un simple deseo de ganar.

Chivas nos llegó una vez al arco (en la Copa), nadie dijo eso. ¿Miedo? No creo que mis jugadores lo tengan. Lo que sí veo es que tienen unas ganas bárbaras de jugar el partido, con respeto al rival, sin hablar maravillas de él. Se va a ganar como se tenga que ganar, pero hay que hacerlo”, abundó La Volpe.

Un asunto al que las Águilas le pondrán hoy atención especial en el enfrentamiento de ida será la labor del silbante Paul Delgadillo, esto debido a que ha habido decisiones de los silbantes que han beneficiado al Rebaño recientemente. Desean un jueceo parejo, que no incline el resultado.

Confío en un árbitro que tenga la capacidad de dirigir Clásicos Nacionales, que no se deje influenciar por ningún comentario extra futbol. También confío en el profesionalismo de cada silbante. Hemos sufrido últimamente por polémicas y marcaciones”, mencionó el portero Moisés Muñoz.

Por: Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *