Las claves que explican la consolidación de los eSports

Las claves que explican la consolidación de los eSports

Los deportes electrónicos, popularmente conocidos como eSports, ya forman parte de nuestras vidas, o al menos, de la de los jóvenes. Se trata de competiciones de videojuegos que se han convertido en eventos que siguen millones de seguidores en todo el mundo. Tal es su auge que varios expertos han llegado a la conclusión de que en los próximos años desbancaron en audiencia a los deportes tradicionales. En este artículo analizaremos el porqué de este fenómeno.

Uno de los principales atractivos es el acceso al público de manera gratuita. En la mayoría de las ocasiones, los torneos se ofrecen sin tener que abonar o suscribirse y conectándose a través de redes sociales, con mucha sencillez y facilidad. Por ejemplo, hemos podido ver transmisiones con millones de seguidores por plataformas como Facebook, Twitch o YouTube.

Al mismo tiempo, aunque los torneos de eSports de juegos como League of Legends o FIFA son hoy en día una opción de entretenimiento que compite con los grandes deportes tradicionales, incluso para acercarse a los Juegos Olímpicos, hay también otros eventos online con gran seguimiento y mucha participación, como, por ejemplo, los diferentes tipos de torneos de poker y las muchas competencias de ajedrez.

Esta gran cantidad de oferta es otra de las ventajas de dicha tendencia para los usuarios: desde combate, pasando por los deportes de balón, carreras o de estrategia. No menos importante y de especial mención es que la audiencia puede intentar jugar como sus ídolos con gran facilidad, como cuando hace años agarramos el balón y nos íbamos a la plaza del pueblo a jugar al fútbol. Ahora solo es necesario un portátil o un smartphone para empezar a competir.

Otro aspecto que ponen en valor los expertos es la manera de presentar el producto. Las partidas suelen ser rápidas, emocionantes, con muchos estímulos y con unos gráficos que seducen a quienes los miran. Por ese motivo, organismos de deportes tradicionales, como la FIFA o la NBA, pretenden poner más espectáculo en sus competiciones y así reducir el nivel de monotonía.

Cambiando la industria

La consolidación de los eSports es tal que los grandes productores de videojuegos han cambiado su fuente de ingresos. Ya no generan el montante importante de dinero vendiendo el juego en sí, sino con todo aquello que lo acompaña, como activos para poder competir en el online. Un ejemplo de ello es Fortnite, que es totalmente gratuito, pero en el año 2020 facturó 2.815 millones de dólares.

Pero no todos los juegos en consola pueden ser considerados como deportes electrónicos. Hay varias características que se deben cumplir. Una de ellas es tener una liga competitiva organizada, con unas normas y la disputa de eventos de manera regular. También se debe permitir el enfrentamiento con dos o más participantes de manera online o presencial.

Y no menos importante es que los jugadores deben participar en igualdad de condiciones. Con esta decisión se premia la habilidad de cada jugador, no su poder adquisitivo antes de empezar a competir. Para ello, se debe actualizar constantemente el juego, aportando mejoras para equilibrar el nivel y despertar el interés.

¿Deporte olímpico en 2024?

Si hay una decisión que dará mucho que hablar es la posibilidad de que el Comité Olímpico Internacional incorpore los eSports como deporte olímpico para los Juegos Olímpicos de París 2024. Se valora presentar algunas disciplinas con el objetivo de atraer la generación más joven a una competición que va perdiendo interés edición tras edición.

De momento, contemplan la posibilidad de dar entrada a jugadores que practiquen deportes electrónicos centrados en aquellos tradicionales como el fútbolbaloncesto o el tenis. En ningún caso se contempla que en la capital francesa se puedan ver competiciones violentas o de combate, pues consideran que se rompería con la ética de las Olimpiadas.

Los eSports siguen aumentando en notoriedad mientras los organismos de deportes tradicionales buscan alternativas para despertar el interés del público y mantener la audiencia. Algunos, como el COI, contemplan darles un lugar en la próxima cita olímpica; mientras que otros, como la NBA o la FIFA, se plantean copiar alguno de los aspectos que los han hecho triunfar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *