Llaman a consumir agua; previene gastritis y úlceras, entre muchos otros beneficios

GMx

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) sugirió el consumo de agua pues favorece la hidratación del organismo, el proceso de absorción en el cuerpo y participación en todas las relaciones bioquímicas necesarias para la vida.

El agua suprime el apetito y acelera el metabolismo, con lo que se puede ayudar a la pérdida de peso, por ello, beber un vaso antes de comer puede hacer que se sienta lleno, como los contenidos a los refrescos con azúcar y así evitar el consumo de calorías de más.

El urólogo del Hospital General de Zona (HGZ) No. 1 en Tapachula, Misael Alberto Galvez Díaz, explicó que la sangre contiene 83 por ciento agua, los músculos 75, el cerebro 85, y los huesos 22 por ciento, por lo que cuando el cuerpo sufre una baja considerable puede presentarse dolor en el riñón.

Esto, debido a que los riñones no pueden funcionar adecuadamente sin suficiente agua, ya que diluye las sales y minerales con las que el cuerpo forma piedras que normalmente se van por la orina.

El cerebro depende de agua para trabajar de forma más eficaz y ayudar a pensar mejor, por lo que si se presenta difuso, o no está funcionando con normalidad, es necesario tomar un vaso de agua como mínimo, advirtió el especialista.

Para mantener el buen funcionamiento del corazón y reducir enfermedades cardiovasculares o coronarias, se recomienda beber cinco o más vasos de agua al día, además de beneficiar la piel al mantenerla hidratada, más radiante, joven y con mayor elasticidad.

Gálvez Díaz resaltó la importancia de tener a la mano una botella de agua simple y beber con regularidad, sin esperar a que se tenga sed ya que actúa como un desintoxicante y purificador de la sangre.

La ausencia del consumo de agua natural puede ocasionar diversos padecimientos, dijo como dolor de cabeza, fatiga, cambios de humor, calambres, dolores musculares, adormecimiento de extremidades, alteraciones visuales, dificultades para tragar y malestares que se acentúan con el incremento de la temperatura ambiental.

También destacó que la adecuada hidratación se refleja en todos los aspectos de la vida, incluso en el ambiente social, debido a que las personas que infieren agua natural elevan su desempeño mental, reducen el riesgo de contraer enfermedades, mejoran su estado de ánimo y, por consecuencia, las relaciones sociales en los ambientes en que se desenvuelven, lo cual propicia una sensación de bienestar integral.

El especialista del Seguro Social recomendó a la población beber dos litros de agua por día, pudiendo exceder el consumo, según el estado de salud de cada persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *