México abandonado a su suerte: La Columna

JOSÉ CRUZ DELGADO

Un país ensangrentado por tanta violencia y azotado por una pandemia, pero eso no parece importarle al “emperador” Andrés Manuel López Obrador, mientras la gente se contagia y muere él anda en plena campaña con miras a las elecciones del próximo año.

Hoy está en Michoacán, quiere conquistarlo a como de lugar, quiere acabar con el último perredista para que Morena, su partido gobierne, pero lastima Margarito, porque los purépechas no son conquistables, tienen dignidad y ni comprando conciencias con el propio dinero en del pueblo gobernará el estado.

Viene a Michoacán y qué, viene en plan de conquistador, anda en campaña como siempre, sólo que ahora con la investidura imperial porque sabe que perdiendo la mayoría en las Cámaras Alta y Baja se pondrá fin a su maldita Cuarta Transformación (4T) que para nada ha servido más que para hacer más ricos a sus “dizque” colaboradores y fomenta la corrupción, si, esa que ha criticado y ahora la solapa.

Bueno, son los nuevos ricos de la 4T y hace más ricos a los conservadores y neoliberales.

El dizque Mesías tabasqueño, (a) “El Peje”, con respeto a esos animalitos, al igual que los dictadores, crea cortinas de humo, crea “complós” en su contra, ve Moros con Tranchetes por doquier, se siente perseguido y acosado por los que no piensan como él y recurre a la mentira para desprestigiarlos como último recurso, pero dan risa sus arranques de locura, ya nadie se tragan ese cuento.

Viene a Michoacán para apoyar a Raúl Morón Orozco, alcalde morenista por Morelia porque así conviene a sus intereses políticos, no es que quiera a Michoacán ni a los michoacanos porque es un gobierno perredista, viene, reitero, porque quiere conquistarnos, viene a darnos espejos por joyas y oro, que no son más que votos, que no nos quiera ver la cara de pen….itentes.

Va a llorar como lo hizo Hernán Cortez cuando fue derrotado por los Aztecas, eso sin duda.

Como dije, las mentiras caen por su propio peso.

Un Imperio falso caerá por sus mentiras.

Los mexicanos se han dado cuenta en poco menos de dos años que el Emperador Andrés Manuel López es un falso Mesías e hipócrita, que siempre nos ha engañado y se ha aprovechado de la buena fe de quienes confiaron en él.

Por cierto, los legisladores morenistas no representan al pueblo, sino al Imperio, los pocos que se han atrevido a ir contra el Imperio han pagado cara su osadía, como el diputado Porfirio Muñoz Ledo y uno que otro más.

El resto son lacayos que sacan la espada para defender a su amo pese a sus locuras y ocurrencias, es como defender a Nerón.

Así, AMLO pretende incendiar a México a través de la política, sigue confrontando a los mexicanos acabar, con él.

Habla de acabar con la pobreza y tiene hundido al país en la miseria.

Lucra con la miseria de los pobres, los explota políticamente.

Ojalá al inquisidor Nieto no se le ocurra investigarme como revancha a mis comentarios porque se va a llevar una sorpresa.

Soy mucho más pobre que el pobrecito Emperador que vive en un Palacio Imperial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *