México no pedirá prestado a ningún banco, pese a la crisis por el COVID-19: Obrador

GMx

México no recurrirá al endeudamiento a pesar de la crisis petrolera y los efectos de la pandemia por el COVID-19; ese es el desafío, aseguró el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

En la conferencia matutina expresó que su gobierno no pedirá prestado ni al Banco de México ni a ningún organismo internacional, porque se trata de un modelo fracasado.

A pesar de indicar que respeta las decisiones del Banco de México porque es autónomo y “reducir la tasa de interés ayuda porque abarata el crédito”, sugirió “tener cuidado en utilizar las reservas de la nación, porque son del país y no del Banco de México.”

“Cuidar ese tesoro y no disponer de esos recursos sin necesidad, tiene que justificarse.

Creemos que podemos salir adelante sin necesidad de pedir a ningún banco.

Lo que está pasando es una crisis de ese modelo y es un error volver a lo mismo. Es un modelo fracasado, especulativo, que no piensa en la gente. Hay que replantearnos hasta los parámetros en que se mide el supuesto crecimiento, porque cómo es posible que hay crecimiento y es cuando se produce más desigualdad.”

Andrés Manuel López Obrador recordó lo que pudo haber sido una de las causas de la renuncia del ex titular de Hacienda, Carlos Urzúa, pues dijo que porque cuando le llevó “el proyecto que se iba a mandar a la Cámara de Diputados, era el mismo esquema de siempre” y tuvieron que pedirle que esperara y fue un equipo el que se encargó de elaborar el documento.

“Como si lo hubiera hecho Aspe, Carstens o Gil Díaz, del período neoliberal y le dije no: esto yo no lo puedo enviar.”

Ya no nos sometemos a los dictados del exterior. Esas reformas estructurales fueron una receta que se dictaron desde los centros financieros para todos los países.

Con el mismo nombre: reforma energética, reforma fiscal, reforma educativa, reforma a la Seguridad Social y en los congresos de todos los países se ajustaron las constituciones y las leyes a ese mandato, afirmó en la conferencia matutina donde repasó al periodismo en México, pues consideró que muchos de los periodistas “venían bien”, pero se cansaron y se volvieron liberales.

Criticó que en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa el precio del barril del petróleo alcanzó los 100 dólares; sin embargo, la violencia, la pobreza y la desigualdad no bajaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *