México y Francia llaman a pausa sostenida en conflicto entre Rusia y Ucrania

En la reunión de emergencia de este lunes en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, México lanzó junto con Francia un llamado con urgencia a una pausa sostenida de la guerra que libra Rusia en Ucrania para garantizar el ingreso seguro de la ayuda humanitaria a este país y a las naciones vecinas.

El embajador mexicano, Juan Ramón de la Fuente, dijo que esta incursión militar ha provocado la salida de 1.7 millones de personas y un millón de desplazados internos, números que seguirán creciendo en los próximos días. Sin contar con la falta de servicios básicos para la población que aún permanece en Ucrania.

“Llamamos con urgencia a una pausa sostenida de las hostilidades, la ayuda humanitaria no puede ni debe ser rehén de consideraciones políticas o de ataques militares. Se debe garantizar el acceso irrestricto y seguro de todos los trabajadores humanitarios en Ucrania y en todos los países colindantes de conformidad con el derecho internacional humanitario”.

Pidió cumplir con lo dispuesto en la resolución 2573 en relación con la protección de civiles de los bienes indispensables para su supervivencia y de la infraestructura imprescindible para la ayuda humanitaria por parte de agentes imparciales de conformidad con el derecho internacional.

En este sentido, en mensaje junto al representante permanente de Francia, Nicolas de Rivière, el diplomático mexicano anunció que con el país galo iniciaron conversaciones con los miembros del Consejo de Seguridad sobre un proyecto de resolución que instruya al cese al fuego para el ingreso seguro de ayuda humanitaria.

“Las negociaciones continuarán estos días en coordinación con todos nuestros socios y estamos siguiendo de cerca los acontecimientos en el terreno y por eso también hemos convocado a consultas con actores humanitarios como la OCHA (Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios ONU).

“El Consejo de Seguridad debe asumir su responsabilidad y poner fin a esta tragedia humanitaria, debemos empezar por tomar medidas humanitarias para ayudar a quienes lo necesitan”, subrayó.

En tanto, el embajador francés alertó sobre el riesgo de que este conflicto escale y perjudique aún más a la población ucraniana.

“Es una verdadera tragedia humanitaria la que estamos viendo pasar frente a nuestros ojos, la ofensiva de Rusia en Ucrania está matando civiles todos los días, los hospitales y las escuelas están bajo ataque, infraestructura civil esencial está siendo destruida privando a pueblos enteros del acceso al agua y a la electricidad”, sostuvo Nicolas de Rivière.

Por: Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *