Michael Phelps se cubre de gloria y oro en Río

Río de Janeiro.-La leyenda crece a cada brazada de Michael Phelps, encaminado a refrendar que es el máximo ganador de medallas en Juegos Olímpicos. En su debut en Río de Janeiro, en los relevos 4×100 estilo libre, el Tiburón de Baltimore conquistó un nuevo oro junto al equipo estadunidense en el estadio Acuático Olímpico, el primero de esta edición en la que espera conquistar cuatro títulos.

Todos los números pierden dimensión con el nadador estadunidense, que con esta presea alcanza 19 metales dorados y 23 medallas en toda su trayectoria olímpica.

Phelps saltó al agua en el segundo turno del relevo, detrás de Caeleb Dressel y adelante de Ryan Held y Nathan Adrian. Su participación fue determinante, pues consiguió dar ventaja al equipo que siempre estuvo acechado por la contraparte francesa.

El cierre fue apasionado, con la escolta gala haciendo un esfuerzo sobrehumano para alcanzar a Nathan Adrian.

La superestrella de la natación, de 31 años, consiguió el oro con su equipo con tiempo de 3.09.92 minutos. La plata fue para Francia (3.10.53) y el bronce para Australia (3.11.37).

Ledecky pulveriza su marca

La estadunidense Katie Ledecky conquistó su primer título en la justa brasileña al pulverizar el récord mundial de 400 metros estilo libre, con 3.56.46 minutos, casi un par de segundos menos (3.58.37) de la marca que ella misma impuso hace dos años.

La plata fue para la británica Jazz Carlin, con 4.01.23 minutos, y el bronce para la también estadunidense Leah Smith, con 4.01.92.

La victoria representó también la primera presea dorada para el equipo estadunidense en Río, la segunda para Ledecky, pues el sábado logró plata en relevos 4×100 estilo libre. Hace cuatro años, en Londres 2012, ganó su primer oro olímpico en la prueba de 800 metros.

Por la mañana, Ledecky hizo récord olímpico en la clasificatoria de esta misma prueba, con 3.58.71 minutos. La bicampeona mundial en la distancia y especialista en nado libre superó el tiempo anterior fijado en 4.01.45 minutos por la francesa Camille Muffat en 2012.

Mientras todo el mundo alababa a Ledecky en la clasificatoria de la mañana, la rusa Yuliya Efimova, autorizada a competir de último momento, fue recibida con abucheos al hacer su debut en la piscina olímpica.

Efimova, campeona mundial de 100 pecho, logró el segundo mejor tiempo de las eliminatorias en esa prueba.

La rusa fue suspendida en medio del escándalo de dopaje auspiciado por el Estado en su país, debido a que previamente había cumplido una suspensión de 16 meses por uso de sustancias prohibidas. Este mismo año se le detectó la sustancia meldonio, catalogada recientemente, pero el castigo quedó en suspenso, a la espera de que las autoridades estudien más a fondo esa droga.

Por su parte, Adam Peaty batió su propio récord mundial por segunda vez en dos días al ganar el oro en los 100 metros pecho y convertirse en el primer nadador británico en 28 años en lograr un título olímpico.

En la final Peaty, monarca mundial, hizo 57.13 segundos, superando los 57.55 que había impuesto en las pruebas de clasificación el sábado.

El sudafricano Cameron van der Burgh, campeón defensor, llegó en segundo lugar para llevarse la medalla de plata y el estadunidense Cody Miller se quedó con el bronce.

Los brasileños Joao Gomes Jr. y Felipe Franca da Silva llegaron en el quinto y séptimo puestos, respectivamente.

La supremacía indiscutible de la sueca Sarah Sjostrom se confirmó al proclamarse campeona de 100 metros mariposa y rompió el récord mundial con tiempo de 55.48 segundos.

La escandinava se impuso a la canadiense de 16 años de edad Penny Oleksiak (56.46) y Dana Vollmer (56.63), de Estados Unidos, plata y bronce.

por Agencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *