Nadie debe adjudicarse los avances democráticos de México: Cárdenas

GMx

La Cámara de Senadores realizó un homenaje a Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, líder moral de la izquierda progresista, de vocación democrática y referente histórico para comprender al México contemporáneo.

Al evento asistieron los coordinadores parlamentarios de Morena, Ricardo Monreal Ávila; de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado; y del PRD, Miguel Ángel Mancera Espinosa; así como senadores de diferentes grupos parlamentarios y políticos como Ivonne Ortega Pacheco y José Narro Robles.

La presidenta de la Mesa Directiva, Mónica Fernández Balboa, destacó que el ingeniero es una persona indispensable para comprender la dinámica política de nuestro país en los últimos 33 años.

“Es al mismo tiempo remembranza, presente y horizonte de la democracia mexicana”, expresó, porque el legado del general Lázaro Cárdenas del Río, su padre, definió el Siglo XX mexicano, por su lucha para actualizar y reivindicar el nacionalismo, y su esfuerzo para sentar los fundamentos de una sociedad más abierta, democrática y plural.

La senadora recordó que Cuauhtémoc Cárdenas encabezó un proyecto democrático-popular, surgido de las calles y las plazas públicas, en contra de los excesos del entonces partido en el poder.

Su participación en la elección presidencial de 1988 marcó un parteaguas en la historia política del país, pues “sacudió los cimientos de un sistema político que no daba para más”, ofreció a la izquierda una alianza que dejara atrás divisionismo y marginalidad electoral. Proyectó, además, un programa nacional frente a la visión neoliberal imperante en ese momento.

El liderazgo del político michoacano fue indispensable en la transición, impulsó una identidad común, construida a partir de principios como la defensa de la soberanía, la laicidad y la responsabilidad social del Estado en el combate a la desigualdad, principios que comparten el actual gobierno y las fuerzas políticas del país.

Fernández Balboa manifestó que el senado de la República “honra la vocación libertaria y democrática de un líder indispensable para entender la evolución del México contemporáneo, referente para unificar las distintas visiones sobre el país.

El homenaje se llevó a cabo a propuesta de Movimiento Ciudadano. El coordinador de este Grupo Parlamentario, Dante Delgado, subrayó que Cuauhtémoc Cárdenas “siempre ha estado a la altura de sus circunstancias”, supo “dar la cara y encabezar un movimiento social”, pero también el momento en que debían avanzar por otros caminos.

Él, acotó, “entendió que no cualquier victoria es la correcta y que un simple cambio de partidos no necesariamente significa un triunfo para los mexicanos”. Su congruencia, sin importar las consecuencias, es lo que le permite ser un referente histórico, el líder moral de la izquierda progresista, un hombre indispensable para alcanzar el cambio que aún necesita México.

Hoy más que nunca, continuó, es necesario escuchar al ingeniero: “hay que pensar y discutir el país que queremos, tener un proyecto claro para saber hacia dónde vamos, hacía dónde tenemos que movernos. Hay que dar vigencia plena al Estado de Derecho, que se cumpla la ley, que no haya tolerancia, ni se proteja a los corruptos con la impunidad que brinda la autoridad”.

En su participación, Clemente Castañeda Hoeflich, de la misma fracción, indicó que el proceso de democratización en nuestro país sería inexplicable sin la lucha de Cárdenas. “El Ingeniero es uno de los fundadores del pluralismo político”, apuntó.

Francisco Labastida Ochoa, a su vez, consideró al homenajeado como uno de los grandes constructores de la democracia mexicana y resaltó su integridad por no ceder nunca ante las tentaciones del poder. “Lamento que no haya sido Presidente, el país estaría mejor”, sentenció.

Cuauhtémoc Cárdenas, por su parte, asentó que los avances en México en materia democrática se deben fundamentalmente al pueblo de México. Ningún partido o funcionario debe adjudicarse estos cambios de manera individual, porque ha sido un esfuerzo colectivo.

El Ingeniero hizo un llamado para mantener la lucha por el rescate absoluto de la soberanía nacional, una tarea, dijo, de partidos políticos, grupos y ciudadanos, para tomar decisiones sin interferencias del exterior ni imposiciones, incluso de grupos internos “que sólo están buscando el beneficio de sus propios intereses”.

También destacó la necesidad de instrumentar una política para generar crecimiento económico de largo plazo, mejorar la distribución del ingreso, garantizar los derechos reconocidos por la Constitución y evitar las intromisiones de funcionarios públicos en los procesos electorales.

Posteriormente fue develado un busto en honor al ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas en el espacio denominado “La Cuña”, en el piso 2 de la Torre de Comisiones del Senado de la República. Ahí, la senadora Patricia Mercado, única oradora, asentó que el político no se ha conformado con ser una referencia histórica, sino que acompaña “una infinidad de causas democráticas en México y el mundo”.

Además, el Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano decidió que su sala principal lleve el nombre del ingeniero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *