Normalistas agreden a periodista en San Cristóbal

Luis Mario López/GMx

San Cristóbal de Las Casas.- Estudiantes normalistas apoyaron a uno de los choferes de los camiones que habían secuestrado, al momento en que uno de los representantes de los medios de comunicación reclamó que a su llegada a esta ciudad,  intentaron atropellarlo.

El conductor de la unidad con placas de circulación 788-HU-2 de la empresa AEXA, quien se negó a identificarse, al ser cuestionado sobre su actitud, pidió ayuda a los normalistas cuando llegaron al centro de San Cristóbal.

“Por qué me tomas fotos, no deben hacerlo dame tu equipo o dame tu memoria,  por qué toman fotos, quién los mandó, que es lo que hacen” , señaló el ofuscado trabajador del volante, al tiempo que silbaba para pedir que lo acuerparan los normalistas, quienes en cuestión de segundos rodearon al  corresponsal de El Heraldo en la zona Altos y al corresponsal de fotografía en Chiapas del periódico El Universal.

Los corresponsales, hicieron saber a los estudiantes que minutos antes el conductor, intentó atropellar a uno de ellos, pero fueron obligados a borrar las imágenes que habían logrado, diciendo que  el conductor había sido agredido.

En el lugar, varias personas además se unieron a este reclamo de los periodistas diciéndoles que además no estaban permitiendo que cualquier persona tomara imágenes con su teléfono celular y los obligaban también a borrarlas.

Luego de este hecho ventajoso, los periodistas se acercaron al autobús con placas del servicio público federal  para tomar imágenes del agresor, quien se bajó de la unidad y comenzó a  silbar para buscar la protección de los normalistas.

Tras esta agresión a los medios de comunicación, los estudiantes se dirigieron a la Plaza de la Paz donde  se deslindaron de los hechos vandálicos ocurridos en las oficinas de la Secretaría de Educación Federalizada  y contra la caseta de cobro de la caseta de cobro Tuxtla-San Cristóbal.

“Nosotros sólo pasábamos por ahí y había un grupo de sociedad que la empezó a armar  y por lo tanto teníamos que esperar a los camaradas que venían detrás de la caseta  para salir con ellos, porque pensábamos que esa acción iba en contra de nosotros”, dijo uno de los estudiantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *