Nos vemos a la salida: La Feria

SR. LÓPEZ

En el Centro de Adiestramiento en que fue amaestrado este menda, a quienes integrábamos la prole nos parecía de lo más normal que las ordenanzas fueran cambiantes, porque la Jefa de Administración y Doma (mamá les llamaban otros niños a las suyas), un día prohibía una cosa y al siguiente la autorizaba y lo que un día costaba un castigo espeluznante, al otro le era indiferente. Una vez en que la emprendía contra el del teclado, el hermano mayor de la subcomandante Yolanda, tío Armando, le dijo: -Nena (así le decían), los hijos crecen… te vas a arrepentir –y ella oyéndolo, remató: -… ¡y cuidadito con crecer! –primera carcajada de muchas a medio regaño.

El más bragado integrante del orgulloso peladaje nacional, el tenochca simplex más curtido, incluyendo a los más encallecidos sobrevivientes de lo que con humorismo involuntario llamamos ‘política’ en este país, están con la greña erizada, la piel de gallina y la mera salidita del intestino grueso en carne viva, después de conocer los argumentos del Instituto Nacional Electoral (INE), para negar el registro como partido político a varias organizaciones que se aplicaron durante largos meses a llenar los requisitos que impone la ley.

No duda este su texto servidor que algunas de esas organizaciones, hayan incurrido en ‘irregularidades’ durante el farragoso proceso para obtener su registro como partidos políticos de alcance nacional, pero sorprende mucho que algunos consejeros electorales del INE que forman parte de la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos hayan aprobado en la Comisión lo que luego, en el seno del Consejo General, reprobaron. En la Comisión, a favor; en el pleno, en contra. ¿Cuándo se equivocaron?… ¿al votar en la Comisión o al votar en el Pleno?… o qué pasó entre una y otra votación… o a qué obedecieron las varias ausencias de la sesión del Pleno de una consejera.

Llama en especial la atención que no hayan alcanzado la graciosa aprobación del Consejo General del INE, dos organizaciones: “Libertad y Responsabilidad Democrática A.C.” (‘México Libre’) que preside Margarita Zavala y ‘Redes Sociales Progresistas A.C.’ (‘RSP’) presidida por José Fernando González Sánchez. Los argumentos esgrimidos en ambos casos tienen un intenso tufo a arbitrariedad y sometimiento o temor a un misterioso actor ajeno al INE. Y uno creyendo que el INE es un órgano ciudadano, de todos nosotros, independiente, autónomo y serio… pues, no. Ni modo.

Para quitar el cariz sospechoso a la cosa, el Presidente de la república se apuró a subir a las redes sociales un video que hizo allá en La Chingada, como bautizó su finca en Palenque (¡ay!, cuánto ingenio), sentado a la sombra de un cedro, sombrero a la rodilla, con oronda actitud de patrón, de cacique dueño de vidas y haciendas, celebrando que el INE negara el registro a ‘México Libre’, asumiendo que esa organización es de Felipe Calderón, cuando es presidida por la señora Zavala y es de 239 mil 513 cándidos mexicanos que confiando en el INE, pidieron ser reconocidos como partido político, cumpliendo hasta en exceso con los requisitos conocidos, aunque -¡tontitos!-, se les pasó que tenían que cumplir con otros, los de la receta secreta Córdova-Murayama (picosita).

A ‘México Libre’ le echaron la puerta en la nariz, porque según ese dúo dinámico, recibió un millón 60 mil pesos mediante el dispositivo ‘Clip’ y consideran que eso es opaco siendo exactamente lo contrario, pues son depósitos de tarjetas de crédito (‘bancarizados’) sobre los que se ofreció plena identificación y de los que el INE puede obtener toda la información que requiera a los bancos; aparte de que según ese dueto excéntrico, consiguieron firmas de adherentes fuera de templos católicos… ¡y eso sí que no! (¿afuera de templos protestantes, sí?… ¿afuera de mercados, no?… ¿afuera de oficias privadas o públicas, tampoco?… o sea: afuera, en plena calle ¿no?… ¿por qué no?).

Y es de risa con llanto lo de ‘México Libre’ si se considera que esa pecaminosa  cantidad de un millón 60 mil pesos, es inferior a lo que el tal David León entregó al tal Pío, que además era mensual, según se escucha en el video que Loret papaloteó y que el mismísimo Presidente de la república aceptó que era para su partido, sin poder asegurar que estaba registrado en la contabilidad de Morena ante el INE (él lo dijo, no se aceptan reclamaciones).

Parecido si no peor, lo que se arguyó para cerrarle el paso a RSP; fíjese usted nomás que esos impenitentes transgresores de las impecables maneras de nuestra política, famosa mundialmente por su pureza, ¡afiliaron maestros!…y peor: ¡afiliaron líderes del sindicato de maestros!… y el mexicano epónimo, solloza sentado a la sombra de un nopal: maestros no, de otros sindicatos sí… hubieran avisado.

Para ratificar la novísima vocación humorística del INE (humor negrísimo), una de sus olvidables consejeras alegó que había una queja que ella no conocía y por eso, votaría en contra de ‘México Libre’… o sea, nada de que  ‘in dubio, pro reo’, mándese a la basura que en caso de duda se falla a favor del acusado, cancélese ese pilar del buen derecho… no señores, ahora ‘versus reo’ (leña verde por si las dudas), en la más rancia tradición de Torquemada. ¿Y si resulta que esa desconocida queja, cuando se conozca resulta infundada?… ni modo: palo dado ni Dios lo quita.

En teoría, queda la posibilidad de que las organizaciones rechazadas presenten su caso ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), con facultades para echar atrás este extraño modo de decidir del INE. Pero lamentablemente, el TEPJF por buenas razones, no goza del respeto de la raza.

Estamos de regreso a antes de octubre de 1990, cuando el entonces IFE era presidido por el Poder Ejecutivo federal. Ahora, dando por perdido el proceso electoral de 2021, máximo objetivo del Presidente de la república, queda esperar pacientemente el 2024. En política no todo se paga, pero todo cambia. Nos vemos a la salida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *