Nuevas explosiones sacuden Tianjin, en China

Tiajin.-Nuevas explosiones e incendios se produjeron ayer en el área del depósito de productos químicos que estalló hace cuatro días en la ciudad portuaria de Tianjin, en el norte de China, mientras que la cifra de muertos causados por el siniestro aumentó a 104, informaron medios estatales.

Las autoridades chinas evacuaron ayer los barrios residenciales aledaños al puerto de Tianjin, por temor a una contaminación química en el lugar de la catástrofe.

Las operaciones de evacuación se realizaron en un radio de tres kilómetros en torno al lugar de las explosiones.

Según la agencia de noticias China News Service, algunos reporteros oyeron siete u ocho nuevas explosiones. Sobre varios lugares del área afectada se alzaban columnas de humo. Ante el peligro de fugas de gases tóxicos, las autoridades ordenaron evacuar la zona en un radio de tres kilómetros y llamaron a la población a protegerse con mascarillas.

En un depósito de la ciudad portuaria explotaron en la madrugada del jueves varias toneladas de productos químicos, ocasionando daños en varios kilómetros a la redonda.

Las autoridades chinas confirmaron que entre los productos químicos almacenados había cianuro sódico, nitrato de calcio y nitrato de amonio, aunque no se sabe en qué cantidades.

Según una información del periódico Xinjingbao, que fue eliminada por la censura china, había 700 toneladas de cianuro sódico, un compuesto químico altamente inflamable cuando entra en contacto con el agua. La agencia China News Service aseguró que también habían explotado tanques con metanol o etanol.

Entre los 104 muertos registrados hay 21 bomberos. Trece rescatistas y un número desconocido de obreros portuarios siguen desaparecidos.

Varios familiares de bomberos desaparecidos ingresaron por la fuerza en una conferencia de prensa y fueron repelidos por las fuerzas de seguridad. Nunca antes en la historia de la República Popular China habían muerto tantos bomberos en un accidente como en Tianjin.

Los bomberos fueron llamados a acudir al depósito sin conocer la naturaleza de los productos químicos que estaban ardiendo y lanzaron agua sobre ellos, lo que pudo haber causado más explosiones. Por esta razón se intenta ahora extinguir el fuego con 600 toneladas de arena.

Las tareas de rescate avanzan lentamente debido al peligro que suponen los productos químicos almacenados. Más de mil bomberos trabajan en las labores de extinción del fuego.

Un equipo de 70 expertos militares especializados en la manipulación de productos químicos peligrosos rescató a un hombre herido de mediana edad que estaba sepultado bajo los escombros a unos 50 metros del centro de las explosiones.

El hombre fue trasladado al hospital, por lo que aumentó a 722 el número de personas heridas hospitalizadas, de las que 33 se encuentran en estado grave.

Inspecciones

En respuesta a la catástrofe, el gobierno chino ordenó que en todo el país se realicen inspecciones en empresas que manejan productos químicos y sustancias explosivas peligrosas.

La Comisión de Seguridad Laboral señaló que el accidente ha revelado “un déficit de conciencia de seguridad en ciertas empresas y una aplicación laxa de las disposiciones de seguridad”.

La comisión también criticó un “mantenimiento inadecuado de productos peligrosos en puertos, prácticas irregulares entre trabajadores, débiles reacciones de los equipos de rescate ante incidentes y una vigilancia laxa por parte de las autoridades”.

El gremio exigió que las autoridades ejerzan controles más estrictos sobre la manipulación de mercancías peligrosas. El depósito de productos químicos estaba situado a sólo 500 o 600 metros de grandes zonas residenciales.

El accidente supone un duro golpe para el centro económico de Tianjin, un importante centro de trasbordo y almacenaje. El accidente destruyó miles de coches de marcas como Renault y Volkswagen. El 40 por ciento de los vehículos que importa China pasan por el puerto de Tianjin.

Se desconoce todavía si la compañía Rui Hai International tenía licencia para almacenar químicos tan peligrosos.

CONTAMINACIÓN PROVOCA MILES DE MUERTOS 

La gravísima contaminación del aire en China provoca a diario la muerte de más de cuatro mil personas, con lo que ya es la causa de muerte en 17 por ciento de los casos, informan expertos estadunidenses en un estudio conocido ayer.

Un 38 por ciento de los habitantes del país más poblado del mundo inhalan un aire considerado insalubre –según los estándares estadunidenses-, lo que genera al año unas 1.6 millones de muertes.

“La contaminación del aire es la mayor catástrofe medioambiental del mundo actual”, afirma el coautor Richard Muller, de la organización ecologista Berkeley Earth.

Muller recuerda su última visita a Pekín y comenta que “cada hora que pasaba expuesto a la contaminación, mi esperanza de vida se acortaba 20 minutos”. “Es como si cada hombre, cada mujer y cada niño se fumara 1.5 cigarrillos por hora”.

La sustancia más peligrosa en China son las partículas en suspensión en el aire que miden menos de 2,5 micras (PM2,5) de diámetro. Estas partículas entran profundamente en los pulmones y causan paros cardiacos, apoplejías, cáncer de pulmón y asma. Gran parte de la contaminación procede de las centrales energéticas de carbón.

DPA

vía Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *