Nuevo patrón: La Feria

SR. LÓPEZ

Tía Marita era de las de Jalisco, no de Autlán, de El Grullo, ahí por el rumbo. Medía 1.80 de estatura y desplazaba 140 kilos, tal vez más, pero maciza; enérgica, activa, con vozarrón de sargento y un bigotazo que a este menda le hacía gracia y cosquillas. Manejaba con mucho éxito un almacén suyo en el que se vendía de todo, de granos a mezcal, de telas a machetes, de medicinas a escopetas, aperos y acémilas, también. Estaba casada con tío Neto, chaparrito, esmirriado, siempre de traje, corbata de moño y bombín, que apenas hablaba y trabajaba de algo en la alcaldía. No tuvieron hijos porque decían las malas lenguas, ‘Neto nunca se embarazó’… cómo es la gente. La tía hacia sus tratos a la palabra y nadie faltó a sus compromisos con ella porque era sabido que en el seno, junto con su monedero, llevaba revólver. Platicaba con los señores de la familia con su marido a su lado, calladito, aunque de repente reponía: -Estoy de acuerdo –y tía Marita volteaba a verlo hacia abajo y decía: -Qué bueno, Ernesto, qué bueno -disimulando el desdén.

Este jueves, antes de pasar un día completo del juramento de Joe Biden como presidente de los EUA, el titular del Poder Ejecutivo mexicano en su madrugadora, nos hizo saber a los gallardos integrantes del peladaje nacional que es “muy buena la relación con el nuevo gobierno”. No buena a secas, muy buena. A 16 horas del cambio de inquilino de la Casa Blanca nuestro Presidente ya pudo afirmar tal extremo. ¡Alabado sea el Señor! A ver si ahora sale algún fifí a criticar tal eficacia. Trump sufre.

Este menda gracias a su asistencia regular a las reuniones del ‘Grupo 24 Horas de Fifís Anónimos’, ha aprendido a sujetarse al lema: ¡solo por hoy! Por eso, hoy, acepta como un bálsamo que nuestro Presidente apruebe… no, en sus palabras, para no deformar el mensaje:

“(Coincido) con la agenda que presentaron, lo que está proponiendo el presidente Biden en lo interno, como es la atención a la pandemia; lo que tiene que ver con lo material, los recursos económicos, creo que va a destinar como 1.9 billones de dólares de apoyos a la economía estadounidense, eso va a ayudar mucho en la reactivación de la economía interna y ahí nos ayuda también a nosotros porque son 38 millones de mexicanos que viven y trabajan en Estados Unidos… va a ayudar bastante a la economía, tan es así que por eso se está fortaleciendo nuestro peso”.

Desde Washington, D.C. fuentes ficticias que exigieron el anonimato, informaron a este su texto servidor, que Joe Biden, al saber de la aprobación de nuestro Presidente a sus planes de trabajo, soltó un largo suspiro de alivio y poniéndose de pie tras su escritorio en el Salón Oval, exclamó con vigor: -¡Yes! –alzando los brazos, con una gran sonrisa, ¿qué hubiera hecho si nuestro Presidente no estuviera de acuerdo con sus proyectos? Imagínese.

Y como ayer fue el día de suerte del señor Biden, nuestro Presidente también aprobó su plan para primero, regularizar a residentes mexicanos en los EUA y luego, otorgarles la nacionalidad estadounidense. ¡Padre!

No consta al del teclado que usted sea un fifí en recuperación (recuerde, lo primero es aceptar la condición de fifí, no es un vicio, es una enfermedad, pida ayuda), por lo que se permite comentarle las coincidencias entre las políticas anunciadas por Mr. Biden y nuestro Presidente Transformer:

Atención a la pandemia: es que parece que nos copiaron, empezando por el decreto de allá que hace obligatorio el uso de la mascarilla (vulgo, cubrebocas), en todos los edificios federales. Idéntico acá, nada más vea una madrugadora y verá de dónde saca ideas don Biden.

Apoyo para reactivar la economía: el recién investido Biden se propone destinar a este propósito 1.9 billones de dólares (un billón 900 mil millones verdes), lo que según nuestro Ejecutivo va a ayudar mucho a la economía yanqui y de rebote a la nuestra. Esto confirma lo visionario de nuestro Presidente, contra los envenenados comentarios del Fondo Monetario Internacional y la calificador Moody’s.

Sí, mire usted: el FMI el 15 de enero pasado, se permitió afirmar que México y Uganda son los países que otorgaron menores estímulos contracíclicos en el mundo, para limitar el impacto del cierre de actividades económicas por la pandemia en 2020 (menos del uno por ciento del PIB); y los sañosos de Moody’s declararon: “en ausencia de un apoyo material de parte del gobierno mexicano seguirán deteriorándose los niveles de ingreso y empleo, pues los pequeños negocios continuarán quebrando”.

¡Tontitos!, no contaban con la astucia de nuestro Presidente que a la fecha, espera a pie firme a que los EUA detone, cuando lo haga, el rescate de su economía para colgarnos de ellos, aparte de esperar mayores remesas de nuestros connacionales que van a estar tapados de chamba. Que le apuren, la raza anda a la cuarta pregunta.

Y del alivio a nuestros migrantes sin documentos (no se puede decir ilegales, ahora es políticamente horrible, aunque eso sean), a nuestro Presidente le pareció bien que a partir de enero de este año van a darles facilidades para regularizarse y obtener la doble nacionalidad, lo que algunos miles de migrantes de Centroamérica en México no han de tardar en pedir: lo que no es parejo es chipotudo.

En la tempranera de ayer el Presidente también aprovechó para poner en su sitio a los agoreros de mala sangre que quisieran verlo fracasar en algo: “(…) los que están apostando a que nos vamos a enfrentar al gobierno de Estados Unidos se van a quedar con las ganas (…) No, la política se inventó entre otras cosas para evitar la confrontación (…)”

Y cunde el desconcierto entre sus más fieles seguidores… la política se inventó para evitar la confrontación… ¿así piensa su maestro en insultos, el que los enseñó a increpar a todos los que no se atreven a no serle fieles a ciegas?… ¿de verdad eso cree quien dividió el país en chairos y fifís?… no, no se asusten, es el mismo, nada más que ahora con impudicia, está tratando de congraciarse con el nuevo patrón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *