Obligan a Munícipe de Huixtán, Chiapas, a vestirse de mujer y a “botear”

GMx

Desde el lunes, el presidente municipal de Huixtán, Chiapas, Javier Sebastián Jiménez Sántiz y el síndico, Luis Ton, permanecen retenidos por pobladores que exigen que se cumplan promesas de campaña.

Presuntamente, el munícipe había comprometido 12 millones de pesos en la comunidad Spuilhó, al inicio de su administración, pero quedó a deber unos tres millones, lo que desató el malestar de la población.

El lunes, el munícipe y el otro funcionario, fueron vestidos de mujer, como una forma de castigo, según los usos y costumbres indígenas.

Este martes, ambos integrantes del Ayuntamiento de Huixtán, permanecían retenidos y fueron llevados a un tramo carretero donde los obligaron a botear con los automovilistas que por ahí circulaban.

El Alcalde dijo que está dispuesto a ser auditado y aseguró que el dinero no alcanza para todas las comunidades.

(Información de Ensalada de Grillos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *