Ocho muertos y más de 15 heridos, el saldo que dejaron las balaceras en Culiacán

GMx

Un saldo de ocho muertos, más de 15 heridos y unos 50 reos fugados, dejó la detención y posterior liberación de un hijo de Joaquín Guzmán Loera “El Chapo”, en Culiacán, Sinaloa, la tarde del jueves.

Aunque autoridades federales indicaron que murió un civil, un integrante de la Guardia Nacional, un preso y cinco agresores, datos extraoficiales indican que habría más de 15 heridos pero no se sabe con precisión a qué bando pertenecen.

Las más de cinco horas de balaceras en Culiacán derivaron en que el “gabinete de seguridad” tomara la decisión de soltar a Ovidio Guzmán Loera, quien, algunos medios indican que al momento de ser detenido comía con su esposa en una marisquería.

Hasta el lugar llegó un grupo de militares para detenerlo, y éste se entregó no sin antes indicar que no era un cobarde y se entregaba porque había niños y familias en el sitio.

Tras su detención, como se observa en videos difundidos en redes sociales, los sicarios del detenido habrían intentado negociar su libertad. Una vez que no lo consiguieron se desató “la guerra” en plena tarde del jueves en la capital sinaloense.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *