Ordena INAI que sindicato petrolero revele contratos con Odebrecht

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), ordenó al Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), entregar una copia de los contratos y convenios que se hayan firmado con la empresa de origen brasileño, Odebrecht Ingeniería & Construcción Internacional, durante el periodo comprendido de 2006 a 2016.

El comisionado Joel Salas, quien presentó el caso ante el pleno del INAI, expuso que el mismo Marcelo Odebrecht declaró previamente que entre 2010 y 2014 su firma erogó 10.5 millones de dólares en sobornos a altos funcionarios de una empresa paraestatal mexicana, Petróleos Mexicanos.

Sobre el punto, Salas declaró que el “periodo coincide con la primera alerta que emitió en 2011 la Auditoría Superior de la Federación por graves irregularidades en los contratos entre Pemex y la constructora brasileña.

Debido a ello, además de que en 2016 la Secretaría de la Función Pública (SFP) reconoció la existencia de contratos favorecedores a Odebrecht, el comisionado consideró necesario hacer públicas las medidas que están tomando las autoridades mexicanas para detectar los posibles actos de corrupción.

Además afirmó que es imprescindible que el sindicato petrolero tome la batuta como una organización que apela por la apertura y la transparencia.

“No sólo es indispensable que atienda las solicitudes de información que la población le requiere, sobre todo si se relacionan con casos como el que nos ocupa. También debe crear mecanismos de transparencia y participación ciudadana que le ayuden a subsanar los resultados adversos que obtuvo este gremio en la Métrica de Gobierno Abierto”, manifestó el comisionado.

Cabe destacar que  Odebrecht es señalada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos por cometer actos de corrupción en diferentes países de América Latina, entre ellos México y reveló que mandatarios y altos funcionarios de 12 países recibieron 778 millones dólares en sobornos en el ramo energético, entre 2000 y 2016.

Con información de El Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *