Para PEMEX vienen peores resultados: González Anaya

El respaldo financiero de 73 mil 500 millones de pesos que el Gobierno federal, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), destinó a Petróleos Mexicanos (Pemex), no serán suficientes para sanear sus finanzas. Los resultados del primer trimestre de 2016 que la empresa mexicana dará a conocer el próximo 28 de abril podrían ser peores que los del último trimestre del año pasado, reconoció el director general de Pemex, José Antonio González Anaya, en entrevista para Financial Times.

El pasado 30 de abril, el Gobierno federal resolvió un rescate temporal a Pemex, que se encuentra virtualmente en quiebra, por medio de dos instrumentos que le proporcionarán 73 mil 500 millones de pesos, los cuales vienen de dos rubros: del ajuste al gasto público realizado en dos momentos durante este año y de los remanentes del Banco de México (Banxico).

De acuerdo con la dependencia, una aportación será por 26 mil 500 millones de pesos “utilizando el espacio presupuestal del Gobierno federal generado por el ajuste preventivo del 17 de febrero de 2016” por 132 mil 300 millones de pesos, al cual se suma el ajuste adicional por 175 mil 100 millones de pesos para 2017.

También se otorgará una facilidad a la petrolera por 47 mil millones de pesos para el pago de pensiones y jubilaciones durante 2016, mediante el intercambio por títulos del Gobierno federal, de parte del pagaré provisional por 50 mil millones de pesos que el año pasado le otorgó a Pemex.

El cuarto trimestre de 2015, la petrolera estatal mexicana reportó una pérdida de 168 mil 800 millones de pesos, 43.6 por ciento más que los 117 mil 600 millones de pesos del mismo periodo de 2014.

Del 1 de enero al 31 de diciembre de 2015, las pérdidas de la petrolera fueron de 521 mil 600 millones de pesos, debido a una pérdida cambiaria de 154 mil millones de pesos, impuestos y derechos de 393 mil 300 millones de pesos y pago de intereses netos de 52 mil 800 millones de pesos.

Financial Times destacó que el apoyo del gobierno le permitirá reducir a Pemex en dos terceras partes de sus atrasos a los proveedores que alcanzaron casi 150 mil millones de pesos a finales de 2015, frente a las obligaciones de pensiones de este año y -junto con 100 mil millones de pesos en recortes Pemex ya está haciendo- salir del peligro inminente.

El primer paso es tener las finanzas estables,” dijo González Anaya, al diario especializado en finanzas. “Creo que estamos logrando eso”, aseguró.

Sin embargo, a pregunta expresa de la periodista Jude Webber, sobre si los resultados del primer trimestre que Pemex presentará el próximo 28 de abril podrían ser peores que el último trimestre del año pasado, Anaya respondió: “Creo que sí”.

Sobre si la ayuda del gobierno mexicano será suficiente para rescatar a Pemex, Anaya mencionó: “Tendremos que ver”.

Sin embargo, señaló que la capitalización del gobierno incluye cambios al régimen fiscal de Pemex, que se suman a los 50 mil millones de pesos al año.

El alivio fiscal es permanente”, dice. “Esto [paquete] nos da una plataforma estable para seguir adelante”, aseguró.

John Padilla, director gerente de IPD Latin America, una empresa de consultoría, se mostró menos optimista que González Anaya.

“Esto [ayuda del gobierno] claramente no resuelve los problemas estructurales subyacentes de la empresa. Están pateando la lata en el camino… esperando y rezando para que Pemex pueda de alguna manera solucionar este problema por sí mismo”, refirió Padilla a Financial Times.

El diario refiere que mientras las grandes petroleras internacionales han cancelado los planes con mayor gasto y dolorosos recortes de empleos, los detalles de los recortes en Pemex siguen siendo un misterio.

“Estamos con un corte de 100 mil millones de pesos – no puede ser más agresivo que eso”, dijo González Anaya al diario al ser cuestionado sobre los recortes que habrá en Pemex.

González Anaya aseguró a Financial Times que hay decenas de empresas deseosas de hacer negocios con Pemex, así como el interés de Estados Unidos en sus refinerías, en la que ha dicho que quiere vender participaciones, pero se negó a dar nombres de los interesados.

Los precios del petróleo en el mundo han ido cayendo desde hace 12 años, ayer, los grandes países productores de petróleo sufrieron un fracaso en su lucha contra los bajos precios, al no lograr un acuerdo sobre un congelamiento de la extracción de crudo en el encuentro celebrado en Doha, Qatar.

Miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros importantes productores, como Rusia, debaten desde hace semanas sobre posibles acciones para frenar la caída de los precios del crudo.

Estos cayeron hasta un 70 por ciento entre mediados de 2014 y finales de 2015. Entretanto se han recuperado un poco, pero los analistas no creen que todavía se haya tocado fondo.

Este lunes, el precio del crudo sufrió un desplome luego de que los países productores de petróleo no pudieran llegar a un acuerdo para congelar la producción.

El crudo estadounidense referencial perdió 2.20 dólares para ubicarse en 38.16 dólares por barril en Nueva York, y cayó 5.5 por ciento al inicio de operaciones del lunes en Asia. Llegó a su punto más bajo de 37.61 dólares por barril, una caída de 6.8 por ciento, antes de recuperar parte de las pérdidas.

El crudo Brent, utilizado como referente internacional, cayó 2.23 dólares hasta 40.87 dólares por barril el lunes, un retroceso de 5.1 por ciento. Perdió 7por ciento en las primeras operaciones de la jornada.

Los precios del petróleo llegaron en enero a su punto más bajo en 12 años, colocándose debajo de los 30 dólares por barril, pero en los últimos días se han colocado por encima de los 40 dólares por barril, impulsados por la postura alcista que rodeaba la cumbre de Doha.

González Anaya reconoció que México, como país petrolero también se verá afectado por la caída en los precios del crudo.

“Es el mayor desafío”, dijo a Financial Times. “¿Cómo podemos hacer esto? Sólo con alianzas”, indicó.

La meta de este año en Pemex es la producción de crudo de 2.13 miles de barriles por día a millones. “Estamos un poco por encima de eso ahora”, dijo Anaya al diario.

Este lunes y martes, José Antonio González Anaya, y el Secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, se reunirán en Nueva York, Estados Unidos, con inversionistas, días después de que el Gobierno mexicano anunciara una inyección de capital a la atribulada petrolera estatal.

“Ellos asistirán a un ‘road show’ con inversionistas. Los acompañará el director corporativo de Finanzas de Pemex, Juan Pablo Newman”, dijo una fuente enterada de la reunión al diario Economía Hoy.

Otra fuente de la Secretaría de Hacienda confirmó la visita de los funcionarios a Nueva York pero declinó dar más detalles sobre el objetivo de las reuniones argumentando que es un evento “cerrado a la prensa”.

Por: Sin Embargo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *