Partido de Lula promete respetar resultado de elección presidencial

La presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffmann, consideró “muy difícil” una victoria del ultraderechista Jair Bolsonaro en las elecciones presidenciales de octubre en Brasil, pero aseguró que la formación “respetará” el resultado gane quien gane, tras haber cuestionado el proceso.

Creo muy difícil que Bolsonaro gane unas elecciones, pero vamos a respetar el resultado sea cual sea”, subrayó la senadora y dirigente del PT en entrevista telefónica.

Vamos a aceptar los resultados porque confiamos y creemos en la democracia, pero lo criticamos. La retirada del Lula es una violencia política”, añadió la legisladora.

La senadora llegó afirmar este año que las elecciones serían “ilegítimas” si la Justicia inhabilitaba al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, preso por corrupción, como finalmente ocurrió.

No obstante, el partido de izquierdas moderó su discurso desde que el exministro y exalcalde de Sao Paulo Fernando Haddad fue nombrado sucesor del exmandatario en la disputa electoral.

Haddad, segundo en los sondeos por detrás de Bolsonaro, fue ungido por Lula como candidato del PT el pasado 11 de septiembre y desde entonces ha crecido fuertemente en las encuestas gracias a la transferencia de votos de su padrino político.

Según el último sondeo de la firma Ibope, Haddad recortó la distancia respecto a Bolsonaro y le ganaría en una eventual segunda vuelta, aunque todos los escenarios están abiertos a menos de dos semanas para las elecciones más impredecibles de las últimas décadas.

La legisladora cree que Haddad todavía tiene espacio para “crecer” y confía en la unión de las fuerzas de izquierda, ahora divididas, en una eventual segunda vuelta, que se celebraría el 28 de octubre si ninguno de los candidatos obtiene el 50 % más uno de los votos en la primera, el 7 de octubre.

Hoffmann precisó que el PT continuará “haciendo campaña contra el odio y contra el fascismo” y resaltó que todas las fuerzas democráticas que quieran apoyar serán bienvenidas”, aunque advirtió que no habrá “concesiones programáticas”.

No habrá una concesión programática para que ese apoyo surja”, advirtió la senadora, tras ser cuestionada sobre un eventual respaldo del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), histórico rival del PT, en un segunda vuelta para derrotar a Bolsonaro.

El capitán de la reserva del Ejército se encuentra al frente de los sondeos con un 28 % de los apoyos, un crecimiento que Hoffmann atribuyó a la derecha y concretamente a la “campaña de odio y de rabia” diseminada por PSDB tras las elecciones de 2014, en las que venció Dilma Rousseff, destituida por el Congreso en 2016.

Ellos incentivaron el crecimiento de una figura como Bolsonaro. Es una responsabilidad de la derecha”, sostuvo.

Sobre las propuestas económicas del PT en caso de un eventual Gobierno, Hoffmann puntuó que la prioridad será la generación de empleo y renta y cuestionó el “nerviosismo” del mercado sobre una posible vuelta de la izquierda al poder.

El mercado nos conoce, gobernamos el país por 13 años. El PT bajó la relación deuda pública y PIB, los gobiernos del PT prestamos recursos al Fondo Monetario Internacional. Ningún otro gobierno hizo eso. No entiendo el nerviosismo del mercado. De nosotros que no espere ninguna señal, saben como nos vamos a comportar”, enfatizó.

La legisladora volvió a criticar con dureza la “injusta” prisión de Lula, condenado a 12 años por corrupción y lavado de dinero, y subrayó que ningún partido tomó tantas medidas para el combate de esta lacra como el Partido de los Trabajadores.

Puso en duda la seriedad de la operación ‘Lava Jato’ y negó la corrupción el seno de la formación, salpicada por la mayor investigación de la historia del país.

El PT no reconoce que hubo corrupción, el PT puede reconocer las cuestiones relativas al proceso electoral. Deberíamos haber hecho una reforma electoral en el país” para evitar la financiación de empresas privada en las campañas electorales, precisó.

Compartimos el sistema que estaba allí. Fue muy malo. Sucedió lo que sucedió. Pero no vas a ver a nadie del PT cargado con maletas de dinero, con apartamentos llenos de dinero o con ampliación de patrimonio, todas las denuncias contra personas del PT tienen relación con la campaña electoral y el modelo de financiación”, agregó.

Hoffmann consideró que “no habría problema de indultar” a Lula si el PT gana los comicios “porque el presidente tiene potestad para hacerlo”, pero el propio exmandatario, precisó, no quiere un indulto y sí un “proceso justo”.

Por: Excélsior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *