Pide México a EU extraditar a socio de Ficrea

Vía diplomática, el gobierno de México formalizó ante su similar de Estados Unidos la petición de detención, con fines de extradición, de Rafael Olvera Amezcua, socio mayoritario de Ficrea, a quien se le señala como presunto responsable del desvío de dos mil 700 millones de dólares de ahorradores de esa sociedad financiera popular (Sofipo).
Con base en la orden de detención que giró a principios de enero el Juez Tercero de Distrito en Materia de Procesos Penales Federales del Estado de México, el gobierno federal solicitó el 14 de enero pasado a las autoridades estadounidenses ubicar, detener y extraditar a Olvera Amezcua para que enfrente cargos por operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada, confirmaron autoridades del gobierno federal.
Autoridades de Estados Unidos confirmaron que Olvera Amezcua ingresó a ese país con visa vigente, y no fue detenido en su momento, ya que no existía ninguna petición por parte del gobierno de México, ni tampoco de autoridades judiciales estadounidenses para detenerlo.
La situación ha cambiado, pues el asesor financiero es considerado fugitivo internacional, ya que a petición del gobierno de México la Interpol giró una orden de localización y detención en los 190 países de la organización.
Además, ante las evidencias que tiene la Procuraduría General de la República (PGR) de que ingresó a EU, formalizó vía diplomática la petición de que Olvera Amezcua sea detenido para ser extraditado y sea sometido a la justicia de los tribunales mexicanos.
De acuerdo con el procedimiento se envió al Departamento de Estado la orden de aprehensión que emitió el juzgador mexicano con las evidencias que existen sobre los delitos que se le imputan.
“En el momento en que se cuente con la petición y la orden de detención inmediatamente se activa una alerta en todos los puertos de salida en las fronteras, así como en aeropuertos, puertos, carreteras y las autoridades locales, estatales y federales contarán con la información correspondiente”, indicó un funcionario del Departamento de Seguridad Interna a EL UNIVERSAL.
La fuente detalló que el gobierno de Estados Unidos cuenta con las huellas digitales de Olvera Amezcua, su fotografía de ingreso y su paso por el puerto de acceso correspondiente.
Olvera Amezcua fue ubicado en noviembre pasado en Texas, donde tiene propiedades y vive su hijo Rafael Olvera Silva con su familia, quien también es señalado como parte del esquema de fraude que se aplicó en la sociedad financiera popular de Ficrea.
Información proporcionada a este medio confirmó que Olvera Amezcua fue alertado por funcionarios federales de que se procedería en su contra, por lo que pudo sacar de sus casas en el Club de Golf Bellavista en el Estado de México autos de lujo, pertenencias, obras de arte y dejó el país.
En una grabación, un presunto socio de Olvera y su yerno Ricardo Tinoco, director de Jackman Optics, hablan de cómo pagar 90 millones de pesos que les pidieron autoridades federales como sobornos para permitirles continuar con sus operaciones fraudulentas.
En el audio que dio a conocer esta casa editorial comentan que Rafael Olvera estaba en Estados Unidos durante el Día de Gracias, y que intentaría acercarse a bancos de ese país para obtener el dinero que les exigían.
En Estados Unidos, Olvera Amezcua, junto con su esposa Susana Silva Tortolero, adquirió propiedades en diferentes lugares, entre ellos Miami, Florida; Las Vegas, Nevada; Nueva York y creó decenas de sociedades de responsabilidad limitada a través de las cuales fundó empresas, así como compró activos, de acuerdo con registros públicos de ese país.
La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) informó que del total de la cartera de crédito de Ficrea, que era de seis mil 284 millones de pesos, se transfirieron cinco mil 900 millones de pesos a por lo menos tres empresas: Leadman Trade, Baus&Jackman Leasing y Monka Comercial, de las cuales 98%, es decir, cinco mil 766 millones de pesos, se hizo a través de Leadman.

vía EL UNIVERSAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *