Piden “emergencia” por mosca del mediterráneo localizada en Manzanillo, Colima

GMx

Tras identificar especímenes de la temida “Mosca del Mediterráneo” en una huerta de cítricos en Manzanillo, Colima, la Confederación Nacional de Productores Rurales (CNPR) urgió a la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) para acelerar los protocolos técnicos y de coordinación con dependencias federales y gobiernos estatales para impedir que este insecto invada zonas productoras de frutas y hortalizas en otros estados.

El presidente de CNPR, Eduardo Orihuela Estefan, manifestó la preocupación de más de 250 mil productores de frutas tropicales y hortalizas, de café y cacao, entre otros productos agrícolas preferidos por la “Mosca del Mediterráneo”.

Advirtió que en caso de no tomar las medidas necesarias, se pondría en riesgo más de un millón 300 mil hectáreas de producción, cuyo valor económico supera los 120  mil millones de pesos, además de afectar no sólo las exportaciones, sino que alteraría los mercados nacionales con efectos negativos para la economía nacional.

Como es sabido, desde hace más de 30 años México había permanecido en la condición de “libre de Mosca del Mediterráneo”, después de una lucha costosa y de colaboración internacional intensa, con resultados satisfactorios para los productores mexicanos y la economía del país, dijo Orihuela Estefan.

Confió en que la presencia de ese insecto, cuyos ejemplares fueron identificados en Colima, se pueda confinar y atacarlo por medios que los especialistas del Senasica (Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria) de SADER, conocen y aplicaron en diferentes frentes, basados en la liberación en gran escala, de mosca estéril del Mediterráneo.

En el pasado, además de la aplicación de estrategias culturales, de fortalecimiento de organizaciones de productores, de colaboración pública a la que se unió el gobierno de Estados Unidos, México fue considerado país modelo en cuanto al control y erradicación de este tipo de insectos de la agricultura y de la ganadería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *