Policías privados disparan a migrantes de ‘La Bestia’

Chalchicomula de Sesma, Pue. La noche de este miércoles elementos de la policía privada que resguardan el tren de Ferrosur en territorio poblano, conocido como La Bestia, persiguieron a tiros a migrantes centroamericanos cuando llegaron en el lomo del convoy a la estación ferroviaria de Nazareno, en el municipio de Chalchicomula de Sesma, mejor ubicado como Ciudad Serdán.

Eran cerca de las nueve de la noche cuando el ferrocarril que procedía de Orizaba se empezó a frenar y enseguida comenzaron los gritos a los centroamericanos para que se bajaran del tren; ellos, por inercia, empezaron a correr, pero a un niño de 15 años le dieron un disparo con arma larga en el pie.

El niño Carlos José de 15 años procedía de Guatemala y viajaba con otros dos compañeros de la misma comunidad, uno de ellos narró los hechos mientras se resguardó en una vivienda en donde le dieron asilo y después fue llevado a la delegación de la Cruz Roja de Ciudad Serdán en donde se da asistencia a personas migrantes.

“Veníamos en el tren entonces él (Carlos) dijo nos bajamos y no nos dieron chance de bajarnos; entonces corrimos. Me dice mi amigo vámonos y fue cuando le dispararon, yo salí corriendo hasta que llegué a la carretera. Ya iba yo muy asustado, cuando llegue a un pueblito y pedí auxilio”, narró el joven guatemalteco.

Personas de la región lo encontraron y le preguntaron que qué le pasaba, luego lo resguardaron y le dieron un café.

“Ya sólo les dije lo que le había pasado a mi amigo, que los policías del tren le habían disparado. Eso es lo que paso, les dije”, recordó.

¿Le dispararon en el pie? Se le preguntó.

“Sí, yo vi, yo estaba con él, veníamos tres compañeros. Yo vi todo lo que paso después me asuste y sólo seguí corriendo y corriendo, no me importó lo demás. Yo lo quiero saber es de mi amigo.”

¿Fue la policía vestida de negro, la que custodia el tren?

“Sí, esos. Tenían botas negras, todo de negro y la cara cubierta de negro y tenían como un rifle en las manos”, concluyó.

El niño de 15 años que recibió el disparo se llama Carlos José, tiene 15 años y es originario de San Martín Zapotitlán, Guatemala. Al igual que su compañero, que es apenas un poco mayor que él.

Agentes de migración lo capturaron la mañana de este jueves. Los policías de la Comisión Estatal de Seguridad (CES), del Estado de México, que en territorio poblano resguardan el paso del tren de Ferrosur, negaron los hechos pero dijeron que agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) habían detenido a migrantes la noche del miércoles.

Pero Carla Morales Aguilar, delegada en Puebla del INM, aseguró que el personal a su cargo no estuvo la noche de este miércoles en Nazareno y desconoció el paradero del muchacho centroamericano.

El pasado lunes La Jornada de Oriente publicó que la madrugada del pasado viernes un grupo de 75 migrantes salió de Orizaba y también en la estación de Nazareno fueron sorprendidos por una treintena de uniformados que los persiguió entre las vías, los matorrales, los campos de cosecha y sobre la vialidad.

Sólo nueve del grupo que partió de Veracruz pudieron escapar y uno más fue llevado golpeado a la delegación de la Cruz Roja en Ciudad Serdán.

Por: La jornada

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *